Columna de Marcelo Díaz: Nueva Constitución, un inédito proceso participativo

Por marcelo díaz

El proceso constituyente que hemos iniciado está destinado a ser el más participativo que se haya generado en la historia de Chile.

Nunca las chilenas y los chilenos habíamos sido convocados a expresarnos en una materia de tanta trascendencia; y, por lo mismo, debemos alegrarnos de que se genere esta oportunidad para que todos podamos manifestarnos.

Las voces que se levantan para señalar su opinión contraria son respetables, en la medida que no descalifican a quienes no piensan de la misma manera. Quienes no debaten con altura de miras, sino que insultan, contaminan un proceso que es muy valioso para nuestra democracia.

 Como señaló la Presidenta Michelle Bachelet al hacer el anuncio, “una Constitución es la madre de las leyes de un país; es la que define los valores que nos rigen; lo que  nos une como nación; el  carácter de nuestra democracia; las reglas básicas de nuestra convivencia política; y la que crea las bases jurídicas para hacer posible el progreso”.

Y la Carta Fundamental actual no cumple con esas características, porque mantiene elementos propios de la dictadura.

La etapa de información cívica que se avecina, así como la de diálogo ciudadano siguiente están orientados a que realmente seamos parte de la construcción de una casa que nos debe cobijar a todas y todos.

Una reciente encuesta señala que un 71% de nosotros considera necesario que exista una nueva Constitución. Pero, al mismo tiempo, sólo un 25 % declara haber leído la actual Carta Fundamental en los últimos cinco años.

Por eso es que tenemos que estar atentos a la información que se entregue y a formar parte de los espacios de reflexión, que nos permitirán manifestarnos respecto de cuál es el marco jurídico en el que queremos desenvolvernos, de manera que éste tenga el máximo de legitimidad y respeto.

La invitación es a que todos contribuyamos en este proceso democrático, institucional y participativo. Para que tenga éxito, y contemos con un cuerpo jurídico que nos interprete, necesitamos el concurso de todos, más allá de sus preferencias políticas e incluso de su valoración de las normas que hoy nos rigen.

Lo que se requiere es una mirada de futuro en vez de cautelar normas generadas en un período oscuro de nuestra patria.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo