Sofofa lamentó ausencia de Bachelet en su cena anual

Por

No ocurría desde el 2000. Cuando el proceso de reformas ha tensionado la relación entre el empresariado y el Gobierno, la Presidenta Michelle Bachelet resultó ser la gran ausente de la cena anual de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa).

 

Fueron más de 1.200 personas las que llegaron a la actividad en Casa Piedra, en la que el Ejecutivo estuvo representado por el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés.

 

La ausencia de la Mandataria no pasó inadvertida. En su discurso ante los presentes, el presidente de la entidad gremial, Hermman von Mühlenbrock dijo que “lamentamos que la Presidenta de la República, de forma inédita, no esté con nosotros esta noche, ya que era una gran oportunidad para que ella planteara, a miles de empresarios, gremios y representantes de empresas de todos los tamaños y de todas las regiones del país, sus ideas y su visión de la situación actual y futura que enfrentamos”.

 

Por otro lado, el dirigente expresó la convicción del sector privado en criticar los aspectos negativo, que a su juicio tienen las reformas del Gobierno. “Aunque algunos han sentido que hemos manifestado nuestra opinión con demasiada crudeza, es nuestro deber expresar con sinceridad nuestra preocupación por los efectos negativos que tendrán en nuestro desarrollo”.

 

En ese sentido, insistió en que “tal como están planteadas la reforma tributaria, la reforma laboral y un sinnúmero de nuevas regulaciones que afectan a las personas, van en la dirección contraria de asegurar mayores tasas de crecimiento y, por esta vía, mayor bienestar y desarrollo para los chilenos”.

 

 

Valdés defendió reformas

 

En tanto, en su alocución, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, insistió en que el diálogo es el camino. “Podemos centrar más esfuerzos en lo que nos convoca en lugar de sólo mantener disputas respecto de temas donde mantenemos legítimas diferencias“, sostuvo.

 

A su vez, el secretario de Estado detalló diversas medidas que ha impulsado el Gobierno para facilitar la inversión y el crecimiento, como los avances en materia de energía, infraestructura, innovación, productividad, entre otros; la reciente firma del Acuerdo Transpacífico (TPP) y la suscripción de nuevos tratados para evitar la doble tributación internacional.

 

De lleno en las materias estructurales, Valdés afirmó que el Ejecutivo tiene el objetivo de conducir el proceso de cambios de manera cuidadosa, velando por los equilibrios, teniendo en mente los distintos impactos de las reformas y procurando establecer los incentivos que se necesitan para invertir y crecer. “Por cierto, no tenemos la verdad, ¿alguien la tiene?, y estamos siempre dispuestos a escuchar y ser convencidos”, añadió.

 

En ese sentido, resaltó que el proceso constituyente recientemente anunciado por la Presidenta tenga un cauce institucional y que debe definirse a través de la construcción de consensos amplios.

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo