Columna de Vasco Moulian: “MasterChef" volvió a pelear el rating con todo

"Hay que reconocer que el caballito de batalla de la señal de Luksic se extrañaba"

Por Vasco Moulian

Tal como se espera la llegada de un bebé, los seguidores del programa de cocina “MasterChef” de Canal 13 tuvieron que esperar casi 9 meses para que la segunda temporada viera la luz. Y la espera, al menos para ellos, parece que valió la pena. Ya que debutó el domingo 18 de octubre arrasando en las redes sociales y haciéndole dura pelea a las imbatibles turcas de Mega. Ese día promedió 17,1 puntos, alcanzando un peak de 20, mientras Mega a esa hora con las turcas promediaba 18,4 puntos.

Hay que reconocer que el caballito de batalla de la señal de Luksic se extrañaba. Tiene ese sello Nakasone que atrae a las masas. Para bien o para mal los chefs que hacen de jueces se les ama o se les odia. Algo tiene el francés Yann Yvin con su genio de “merde”, cuando mira con cara de odio al concursante de turno como si este fuera funcionario del Registro Civil y él necesitara un pasaporte de urgencia. Pero me quiero detener cuando esa rabia es ensayada, mal actuada y por sobre todo de una falta de respeto tremenda. Más encima bota la comida en la cara de miles de chilenos que no tienen que comer existiendo tanta persona con hambre, como me decía mi abuelita. Es un trato hitleriano o mussoliniano.

Mientras que el chileno Chris Carpentier, a pesar de ser el más mesurado y “simpático”, también se le suelta la cuerda a veces y se pone un poquito “chupete de fierro”, pero de todos es el más empático con los concursantes. Se nota que es de piel y no tiene problema en devolver un abrazo solicitado por un participante efusivo. Para el final dejamos al italiano Ennio Carota, que puede ser dulce como un manjar o ácido como el mejor limón peruano. Impredecible como pocos, pero quizás el más analítico a la hora de evaluar un plato de comida. Y siempre se agradece volver a ver a la bella Diana Bolocco en pantalla en la conducción. Ni se le nota que fue mamá hace poco, démosle merito al director que hace un trabajo de joyería para que no se note.

Tal como en una partida de ajedrez, Mega movió sus piezas al ver el gran debut de “MasterChef” y lo hizo con su mejor producto recién estrenado “The Switch”. El programa de transformismo que iba sólo los jueves, sumó ahora una segunda emisión los domingos, los mismos días y horarios del espacio del 13. Y este jueves pasado tuvieron su primer enfrentamiento y como se preveía fue peleado punto a punto. Mega marcó 18.9 unidades frente a los 17.2 que alcanzó el ex canal católico. Está claro que será una lucha capítulo a capítulo y no me extrañaría que “MasterChef” se imponga en un par de semanas.

Pero vamos a los concursantes de esta temporada del programa de cocina. Si alguien pensaba encontrar a una nueva abuelita Eliana, se quedó con las ganas. Hasta el momento los que me han llamado la atención han sido sólo un par. Indiscutiblemente Eduardo, el “Leche”, es lejos el más chistoso. Rockero y vocalista de un singular grupo de rock llamado “Sudordeano” no le ha ido mal con sus preparaciones de pescados. La otra participante destacada es Maylin González, quien cumple reclusión nocturna en la cárcel de Vallenar y por su buena conducta goza de un permiso especial. Es digna de destacar por sus ganas de surgir y empezar una nueva vida gracias a la cocina.

Para terminar Alejandra González (28), suboficial de Carabineros, ha llamado la atención por su cercanía y mostrar otra cara además de la de una policía. También lo hizo Mónica Araya, una monja de 55 años de un hogar de niños, que lamentablemente se convirtió en la primera eliminada, por no tener experiencia cocinando salmón.

Sumando y restando, creo que Nakasone la hizo otra vez. Tuvo cerca de 13 mil personas en su casting, seleccionó a 40 y luego quedaron los últimos 24 que empezaron a competir el jueves pasado. Nunca falla en la elección, tiene ojo de lince. Naka como buen chef televisivo le puso sal y pimienta al programa. Ahora sólo resta esperar la cocción y esperar un buen plato de rating. Al menos se anticipa apetitoso. Bon Apetit.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo