Proponen bip! desechable para disminuir evasión en Transantiago

Impulsan institucionalidad ciudadana para una Mesa por un Nuevo Transantiago. Iniciativa de la sociedad civil propone esta inédita medida.

Por Daniel Inostroza

Más de una decena de organizaciones vinculadas al transporte público constituyen la Mesa por un Nuevo Transantiago, institucionalidad ciudadana que busca ofrecer en marzo próximo una propuesta concreta para un nuevo sistema de transporte público metropolitano e incidir en la discusión por los nuevos contratos de licitación de servicios  de 2017.

Genaro Cuadros es director del Laboratorio de Ciudad y Territorio de la UDP y miembro moderador de esta nueva institucionalidad ciudadana. Al respecto señala que “esta mesa por un nuevo Transantiago es inédita, porque no hay en los últimos ocho años un espacio de participación y debate conjunto entre los diversos actores que están involucrados en el sistema de transporte capitalino”.

“Esto pretende ser un aporte para el debate que se plantee en 2016, porque gran parte de los problemas  no tienen que ver con aspectos de funcionamiento del sistema, sino más bien con la falta de integración de los actores en la discusión”, agrega.

Cuadros concluye que el objetivo principal de esta iniciativa “es definir medidas concretas en el corto, mediano y largo plazo en al menos dos niveles: diseño estratégico y mejoramiento del servicio”.

Victor Barrueto, director ejecutivo de la Asociación de Concesionarios del Transporte Urbano de Superficie (Actus), señala que esta iniciativa es “complementaria” a la mesa técnica implementada por el Gobierno para mejorar el sistema porque “su objetivo es hacer una propuesta al Directorio de Transporte Público Metropolitano (Dtpm)” en marzo de 2016. Además que la Secretaría Ejecutiva tiene la obligación por ley de constituir un consejo de la sociedad civil al que debe consultarle, por lo que es muy probable que una parte importante de los que participan de esta mesa terminen siendo parte de ese consejo oficial”.

bip! desechables para disminuir la evasión

Entre las diversas iniciativas, se presentó el documento “El Transantiago al que Aspiramos”, confeccionado durante el último año por los expertos en la materia Juan Carlos Muñoz, Antonio Gschwender, Daniel Schwarz y Pablo Beltrán y que propone, entre otras medidas, una tarjeta de pago desechable con participación de los conductores en la venta a los usuarios.

Juan Carlos Muñoz destaca que la propuesta tiene que ver con “diseñar un mecanismo para que el usuario que ingresa al bus y no tiene su tarjeta o no la tiene cargada, pueda comprar una tarjeta que le venda el conductor. Osea, el conductor sigue ejerciendo su función, pero además puede vender una tarjeta desechable a un costo mayor que la normal y que de esa ganancia  tenga participación en la utilidad, de modo que tenga un incentivo para vender sus tarjetas a los usuarios”.

Muñoz agrega que “esto no generaría los vicios antiguos porque el conductor no debiera vender demasiadas por su alto costo. Entonces por carrera vendería dos o tres y con eso estaría un poco más preocupado de la evasión, el usuario evitaría andar sin carga y los choferes podrían tener un ingreso adicional“. Y concluye que si bien esto “sacaría al chofer de sus funciones por algunos minutos , sería bastante marginal y no me parece tan grave porque en muchas partes del mundo el chofer hace hartas cosas más que conducir”.

En relación a esta medida, Víctor Barrueto califica la idea como “bien interesante”, ya que a su juicio “apunta a generar un incentivo a los conductores, que pasaron de un sistema completamente dependiente del pasaje a un sueldo fijo”, y agrega que “uno de los diagnósticos que tenemos hoy es que sería bueno que los conductores tuvieran algún incentivo”. El director de Actus concluye que es una medida incipiente que requiere estudio, pero que “hay una apertura para mejorar algunos vicios que tiene el sistema”.

El presidente de la Federación Nacional de Trabajadores del Transporte (Fenamet), Miguel Matus, señala que uno de los puntos positivos del Transantiago fue que eliminó la transacción de dinero entre choferes y usuarios, por lo que se muestra contrario a esta iniciativa. Sin embargo, concuerda en que “hacen falta mayores alternativas de pago para los usuarios y lo que nosotros proponemos es que se amplíen los medios y centros de carga de la bip! o que se produzca esta bip! desechable o de pasaje único, pero que su venta sea en kioscos y otros puntos comerciales, pero por ningún motivo a cargo de los choferes”.

Para Marcela Munizaga, experta en transportes de la facultad de Ingeniería de la Universidad de Chile, “para facilitar la vida a las personas que no encuentran un punto de carga puede ser una buena idea, pero no veo cómo esta medida podría contribuir a mejorar el sistema”. La experta agrega que esta modalidad existe en el Metro de Santiago donde puedes comprar un boleto único, “pero lo complicado es que le agregas al conductor una tarea que es compleja que es vender tarjetas, lo que podría aumentar los tiempos de servicios de los buses, que es cuando los usuarios abordan”.

Organizaciones participantes

La mesa de trabajo está conformada por:
– La Coalición por un Transporte Justo
– La Asociación de Consejos de la Sociedad Civil Municipales de la Región Metropolitana de Santiago (Acosoc)
– La Asociación de Concesionarios de Transporte Urbano de Superficie (Actus)
– Autopista Central S.A.
–  Colectivo de Organizaciones de Ciclistas Muévete Santiago
–  Federación Nacional de Trabajadores de Transporte (Fenamet)
– Departamento de Ingeniería en Transporte de la Universidad de Chile
– Centro de Desarrollo Sustentable de la Universidad Católica (Cedeus)
– Consejo de la Sociedad Civil del Ministerio de Transportes
– Confederación Nacional Unitaria de Trabajadores de Transportes y Afines de Chile (Conutt)
-Escuela de Ingeniería en Transportes de la Universidad Tecnológica de Chile (UTEM)
– Laboratorio de Ciudad y Territorio de la Universidad Diego Portales (UDP).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo