Pacientes en picada contra Ley Ricarte Soto: "es un mal saludo a la bandera"

Los pacientes beneficiados serían 2.400 en esta primera etapa, que hasta diciembre contempla fondos por $30 mil millones y otros $60 mil millones para el próximo año.

Por Nathaly Lepe

Este viernes o a más tardar el día lunes, debería entrar en vigencia la llamada Ley “Ricarte Soto”. Una promesa esperada por muchos pacientes con enfermedades catastróficas y de alto valor que ven en esa iniciativa una salida a sus problemas de financiamiento. 

Sin embargo, luego que este lunes se dieran a conocer las primeras 11 enfermedades que estarán cubiertas y que comenzarán a recibir sus medicamentos de forma inmediata cuando entre en vigencia, los pacientes no están del todo conformes con lo anunciado. 

Así lo refleja el vicepresidente de la Federación Chilena de Enfermedades Raras (Fecher), Robinson Cristi, quien aunque reconoce que están contentos por los beneficiarios en esta nueva etapa, lamenta que la forma en que entra a regir la iniciativa, “más parece un ensayo de la ley”. 

“La gran cantidad de enfermos sus vidas van a seguir tal cual y tenían puestas su esperanzas en esa ley es que nos sentimos tristes, esta ley es un mal saludo a la bandera, lo están haciendo como algo simbólico”, apunta. 

Quien manifestó sus reparos a la forma en que se está poniendo en marcha la ley, es la diputada independiente Karla Rubilar, quien lamentó que considere $20 mil millones menos de lo anunciado y no incluya el tema de los exámenes médicos para el diagnóstico. 

Por lo mismo, la diputada asegura que “la Ley Ricarte Soto, al menos en su primer decreto está llena de letra chica”. 

“Es una ley que el primer decreto contempla once enfermedades, de las cuales la totalidad estaba cubierta o por el fondo de Fonasa para las enfermedades de alto costo, o por el Auge o por el Fondo de Auxilio Extraordinario”, agrega. 

Rubilar cuestionó además que sólo hoy los futuros prestadores se reunieran con el Minsal para informarse cómo se realizará su validación. “Y el reglamento dice que tienen que ser acreditados. Es una ley llena de letra chica”. 

Por último, la diputada aunque reconoce como positivo la ampliación en la cobertura, que ahora incluirá a pacientes de ña salud privada y las Fuerzas Armadas, no elimina uno de los aspectos principales por la que surgió la ley, los bingos y recursos alternativos para recolectar recursos para los tratamientos. 

“En resumen la gente va a seguir haciendo bingos, rifas y completadas, ese es el resumen del anuncio de hoy”. 

“Nos presionaron al infinito para sacar una ley para tenerla el 21 de mayo y hoy día ellos se están auto presionando para sacar una ley que no cumple lo que estaba comprometido con la gente y solo para decir, la tuvimos el último trimestre de 2015”, concluyó. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo