Robos violentos de autos llegan a su peak en 2015 y superan los 5 mil casos

Según el Departamento de Encargo y Búsqueda de Vehículos (Sebv) de Carabineros, este año se registró un aumento de 5,3% en el robo violento de vehículos.

Por publimetro

Los llamados ‘portonazos’ son cada vez más comunes y en las últimas semanas se han visto diferentes grados de violencia de parte de los delincuentes a la hora de cometer este ilícito. La madrugada del martes fue una muestra clara de esto considerando los cuatro suceso registrados, uno de los cuales terminó con la muerte de uno de los antisociales en manos de un general de Carabineros. 

Según las cifras reveladas por la institución al ministro del Interior, Jorge Burgos, el día de ayer en La Moneda, este tipo de delitos registró su peak este año, superando incluso la cifra de delitos cometidos durante todo el año pasado. 

De esta manera, los datos emitidos por el Departamento de Encargo y Búsqueda de Vehículos (Sebv) de Carabineros, confirmaron un aumento de 5,3% en el robo violento de vehículos.

Según la información que reproduce este miércoles “La Tercera”, al considerar los cinco tipos de ilícitos vinculado a la sustracción de automóviles (robos de autos estacionados, apropiación indebida, hurto, estafa y robos violentos), existe una baja de 5.628 delitos, al pasar de 40.007 casos en 2014 a un total de 34.379 hechos este año.

Sin embargo, al analizar las estadísticas, los robos violentos concentran un incremento significativo: si en 2014 estos delitos llegaron a 4.079 denuncias, en los primeros 10 meses del año llegaron a 5.330 casos.

Al respecto, el subsecretario de Prevención del Delito, Antonio Frey, dijo que este es uno de los temas que más preocupa al gobierno. 

“Hay bandas que están actuando en este tipo de delitos. Tenemos un problema en los robos violentos, en particular en los robos violentos a vehículos. Estamos enfrentando esto de manera responsable y con una investigación criminal que permita tener capturadas a estas bandas”, sostuvo la autoridad. 

“Es interesante este fenómeno. Producto de las medidas de seguridad de los vehículos en general, (los delincuentes) se han tenido que dedicar a este tipo de delitos propiamente violento, y ese es el problema”, indicó Frey desde La Moneda. 

Por esta razón y con el fin de combatir estos hechos, el Gobierno busca abordar esta problemática desde cuatro ejes: reducir de los tiempos de reacción luego de recibir una denuncia; firmar un protocolo para el intercambio de información expedita con las autopistas; intervenir los comercios informales donde se comercializan especies robadas. 

El último eje, que sería dado a conocer en los próximos días, considera la creación de un nuevo sistema de trabajo entre fiscales, policías y el gobierno, para abordar las primeras diligencias luego de un delito.

PUB/NL 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo