Avanza proyecto de ley que permitirá a las empresas donar alimentos que están por vencer

En el Congreso Nacional se tramita la moción que permitirá aprovechar productos que actualmente son destruidos por muchas empresas

Por Fabiola Romo

Un grupo diputados, encabezado por Clemira Pacheco (PS), presentó un proyecto de ley que solicita a las empresas comercializadoras de alimentos donar los productos que pierden su valor comercial a entidades de beneficencia y organizaciones sociales. Algo que actualmente se hace de manera voluntaria, a través de una circular del Servicio de Impuestos Internos. 

La moción, derivada a la Comisión de Salud para su estudio, fue presentada por la diputada Pacheco, junto a sus compañeros de partido Juan Luis Castro, Daniella Cicardini y Daniel Melo, además de Iván Fuentes (IND), Marcela Hernando (PRSD) y Roberto Poblete (IND). 

En el documento, los autores sostienen que un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se pierde en todo el mundo, lo que equivale a cerca de 1.300 millones de toneladas al año. Por eso, urge una ley que permita la distribución de alimentos que han perdido su valor comercial, pero aún conservan sus condiciones alimentarias, puedan ser aprovechados por entidades sin fines lucro.

Serán los bancos de alimentos o entidades sin fines de lucro quienes se encarguen de la distribución de estos productos a distintas organizaciones sociales, quienes tendrán prohibida su comercialización y venta. Además, deberán cumplir con los requisitos establecidos en las circulares del Servicio de Impuestos Internos, respecto de la materia.

En la Fundación Las Rosas aplauden la iniciativa. “Es súper importante esta ley porque tenemos una población de adultos mayores que de alrededor de 2.200 personas, por lo que la ayuda se hace poca. Por ejemplo, al mes estamos recibiendo unos 2.500 litros de yogurt, lo que apenas cubre la necesidad de un par de días”, cuenta Fabián López, jefe de abastecimiento de la Fundación Las Rosas.

El profesional de la institución que vela por el cuidado de los ancianos chilenos, destaca que todos esos alimentos que muchas empresas hoy día deben destruir, serían muy bien aprovechados por quienes más lo necesitan. “Si esta circular se hace ley, nos serviría para reducir gastos operacionales, lo que nos permitiría mejorar la cobertura, entregar un mejor servicio,  contratar más horas profesionales e invertir en proyectos de mejora para los adultos mayores”, afirma López.

Red de alimentos

En Chile, desde 2010, existe Red de Alimentos, una corporación privada, sin fines de lucro, que desarrolló e implementó el primer banco de alimentos de Chile, inspirándose en el modelo argentino y que reparte cerca de 32 millones de raciones alimenticias entre distintas instituciones de beneficencia. 

Así opera la red: 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo