Columna de Felipe Kast: Abusados

Por felipe kast

Frustración, impotencia e indignación. Esos son los sentimientos que invaden a los chilenos en estos días luego de enterarnos que durante diez años fuimos descaradamente abusados por el llamado “Cartel del tissue”.

La colusión es la peor y más dañina de las conductas anticompetitivas. Se trata de malas prácticas que afectan directamente el bolsillo de los consumidores, particularmente de los más pobres cuando hablamos de productos de primera necesidad como en este caso. Estos atentados a la buena fe son gravísimos, además, ya que minan la legitimidad y confianza en la economía de mercado.

A los chilenos les gusta la competencia. Entienden perfectamente sus bondades. Es lo que señala una encuesta realizada por Cadem, Horizontal y la UAI: un 75% de las personas piensa que más competencia deriva en productos más baratos. Pero la misma encuesta muestra que un 80% de los chilenos considera que el abuso de los consumidores es una práctica habitual. Sin duda una señal preocupante.

De cara a este nuevo caso de colusión, quisiera destacar varias lecciones que han ido emergiendo.

Primero, que debemos sentirnos orgullosos de la institucionalidad que tenemos y que prueba ser efectiva a la hora de desbaratar carteles. La FNE ha hecho un trabajo sigiloso e impecable. Vayan las felicitaciones al fiscal nacional económico y su equipo.

En esta misma línea, constatar que mantener y fortalecer el mecanismo de delación compensada es fundamental. Es la figura que internacionalmente ha demostrado ser el instrumento más potente para lidiar con el difícil problema de detectar carteles. Chile no es la excepción.

Segundo, saludar la dura y clara condena que en forma inmediata y transversal han hecho las principales ramas del empresariado en esta oportunidad. Esto que parecía impensable hace apenas pocos años, señala que es fundamental que no haya espacio para defensas gremiales por muy emblemáticas que sean las empresas involucradas en ilícitos.

Tercero, que es crucial elevar las sanciones. Atentar contra la libre competencia es gravísimo y no puede seguir siendo un buen negocio. Porque el tema nos preocupa, en mi primer año como parlamentario desde Evopoli presentamos un proyecto de ley en esta dirección, y en los ultimos mese voté a favor  y participé directamente en la Comisión de Economía en el proyecto de ley del Gobierno que aumenta drásticamente las penas, incluyendo la cárcel.

Que no haya dudas. Desde Evopoli seguiremos manifestando nuestra defensa irrestricta de la competencia. Y condenando con toda nuestra energía actuares inaceptables que le hacen mal a los consumidores y a Chile.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo