Columna de Vardoc: “Yoshi’s Woolly World”

Por Vardoc (Nicolás Liñan de Ariza)

Estuvo con poco ruido desde que mostraron su existencia por allá en el 2013. Ya en el 2015 y una vez jugado, toda espera pasa a segundo plano. Si alguna vez jugaste “Yoshi’s Island” en el Super Nintendo, te será familiar la nueva entrega que protagoniza este personaje.

Yoshi además de ser agradable y querible, nos acompaña en un título que sorprende en calidad gráfica, entretención y, por sobre todo, en lo hermoso que este juego puede llegar a ser en cada una de las fases a las que te enfrenta. Un mundo de lana, como sólo Nintendo sabría ofrecer. Uno de mis candidatos al juego más bello del año que, por supuesto, se ha sumado a la selecta lista de exclusivos de Wii U.

En esencia el juego nos trae las siempre bienvenidas plataformas, refinando la fórmula y añadiendo zonas con profundidad.

Es así como nos toca avanzar en un mundo hecho de telas, algodones y lanas (incluido Yoshi, tejido a crochet), saltar entre cortinas (como si fuesen lianas), enfrentarte a enemigos hechos de tela y botón, dentro de lo cual además de las típicas habilidades de Yoshi (golpear y comer) puedes cambiar la forma de enfrentar los escenarios, transformándote en motocicleta o paraguas. En fin, una tras otra, el juego aporta características que te hacen quererlo más y más.

Hablando un poco de las habilidades, aquí se reemplazan los huevos por ovillos de lana (no es algo que sorprenda viendo el juego y cada uno de los escenarios que lo acompañan), pero claramente cumplen la misma función: atacar enemigos, activar zonas, abrir caminos en el aire, etc.Puedes también deshilachar zonas de las etapas y enemigos, lo cual aporta la cuota de exploración (que es un factor no menor en este juego). De ahí a que no tengamos el cronómetro ni presión de tiempo, excepto en algunos escenarios que son los que ofrecen más dificultad.

Si en juegos anteriores donde participa este dinosaurio teníamos algunas variantes de colores, ahora tenemos decenas de Yoshis disponibles. Sólo consigue ovillos de lana y tendrás versiones relacionadas a las etapas donde los hayas liberado. Así, puedes ver desde un Yoshi Panda, hasta otros tan pintorescos como Yoshi Mario, Samus, Link, etc. (directamente asociado a las figuras Amiibo). ¿Qué mejor? Eso además de la opción para jugarlo de a dos, perfecto para que te echen una mano, poder convertir a tu compañero Yoshi en ovillo, explorar de forma más completa y un gran etcétera.

El juego compensó su demora con creces, quedando directamente a la vista. Luego de ello, una vez jugado, se ha ganado mi respeto por su genialidad y jugabilidad.
Feliz de que este dinosaurio tenga nuevamente protagonismo y no sea solamente “la montura de” o el personaje seleccionable entre tantos otros.

Una aventura que se extiende por más de 50 niveles y que te mantiene pegado por más de 12 horas, que de seguro no dejarán indiferente a los “nintenderos” de todas las edades. ¿Y tú, ya lo tienes?

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo