Los homosexuales podrán donar sangre en Francia a partir de 2016

La apertura de la donación a los gays, prohibida desde 1983, se hará por etapas. En la primera de ellas, sólo podrán donar los homosexuales que no hayan tenido relaciones sexuales con otros hombres en un año.

Por AFP

Los homosexuales podrán donar sangre en Francia a partir de la primavera de 2016 si no han tenido relaciones sexuales en los 12 meses anteriores, anunció este miércoles la ministra de Sanidad del país, Marisol Touraine, precisando que el cambio sería “por etapas” y en “respeto absoluto de la seguridad de los pacientes”

La exclusión permanente de las donaciones de sangre de los hombres que habían mantenido relaciones sexuales con hombres había sido instituida en Francia en los años ’80 debido al riesgo de contaminación de sida.

“Dar sangre es un acto de generosidad, de ciudadanía, que no puede estar condicionado a una orientación sexual. En el respeto de la seguridad absoluta de los pacientes, hoy se levantan un tabú y una discriminación”, declaró la ministra al presentar a las asociaciones las medidas destinadas a poner fin a esta exclusión.

El presidente francés, François Hollande, había prometido levantar esta prohibición en la campaña para las elecciones de 2012.

Para garantizar la seguridad de los receptores, esta “apertura se hará por etapas”, precisó la ministra.

 

A partir de la primavera de 2016, la “donación de sangre total” -la forma más corriente en la que se extraen todos los componentes de la sangre (células y plasma)- se abrirá a los hombres que no hayan tenido relaciones homosexuales durante 12 meses, tras un cuestionario y una entrevista.

Habrá también una segunda posibilidad, siempre a partir de la primavera de 2016: los hombres que durante los cuatro últimos meses no hayan tenido relaciones homosexuales o hayan tenido una única pareja, podrán donar plasma (parte líquida de la sangre), gracias a la creación de un sistema que permitirá poner el plasma en cuarentena durante alrededor de dos meses y medio para asegurarse de su inocuidad.

Este sistema seguro permitirá, además, a las autoridades sanitarias llevar a cabo un estudio sobre estos nuevos donantes. Si el estudio demuestra que no hay riesgo, las reglas de la donación de sangre de los homosexuales (o los hombres que hayan tenido al menos una relación sexual con otro hombre) se acercarán a las reglas generales aplicadas a los otros donantes. Esta segunda etapa se iniciaría en 2017, precisa el ministerio.

 

PUB/IA

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo