Este es el informe que sugiere que Neruda fue asesinado con una inyección

El documento tiene 11 páginas, está timbrado por la Corte de Apelaciones y expresa la tesis de la aplicación de una inyección mortal cuando estaba en la clínica

Por Publimetro

Luego que el Ministerio del Interior confirmara que se analiza la posibilidad de un asesinato como principal causa de muerte de Pablo Neruda, ocurrida en 1973, el diario El País de España dio a conocer un documento oficial que certifica que se trabaja sobre esa teoría. Se trata de un documento de 11 páginas, lleva el timbre de la Corte de Apelaciones de Santiago y con fecha 25 de mayo. 

En el documento -que puede verse de forma íntegra en la galería de imágenes de este artículo- se indica que no hay discusión sobre el cáncer de próstata que padecía Pablo Neruda, “sin embargo, consta en el proceso que, producida la muerte, no se realizaron los procedimientos médicos de rigor, o al menos no en la manera adecuada, para determinar la causa de muerte”. 

Tras esto se entregan detalles sobre la forma en que ingresó el cuerpo del poeta a la Clínica Santa María en Santiago, su traslado desde Isla Negra a la Capital y la detención del chofer de Neruda, Manuel Araya Osorio. 

En el apartado “Inyección en el abdomen” se precisa que efectivamente el poeta Pablo Neruda recibió un pinchazo y que tras esto falleció. 

“Sobre el particular, llama la atención que no se haya suministrado algún medicamento, calmante u otro tipo de sustancia, vía intravenosa, con un catéter u otro procedimiento, propio de quien requiere cuidados en un hospital, sino que haya sido en el abdomen”, dice el documento.

“No sabemos quién puso esta inyección, qué contenía, si se dejó constancia de ella o no en la ficha médica, ficha que no existe, o no ha sido facilitada hasta la fecha por la Clínica Santa María. Lo que sí se sabe, es que el estado de salud de D. Pablo Neruda empeoró rápidamente desde esa inyección, y que su muerte se habría producido -según afirma D. Manuel Araya Osorio en diversas piezas del proceso- tan sólo 6 horas y 30 minutos después de la misma”.

Finalmente, en su apartado “Conclusiones”, el documento expresa que “no se estableció en su momento, ni tampoco durante el curso de la investigación, que la muerte se haya producido a consecuencia del cáncer que sufría”. 

Se agrega que “resulta claramente posible y altamente probable la intervención de terceros en la muerte de D. Pablo Neruda”.

El siguiente párrafo dice “de haber existido la intervención de terceros, ésta habría consistido en la inoculación, mediante una inyección en el abdomen del Poeta durante su estancia en la Clínica Santa María, de sustancias aún no determinadas en la investigación y que le habrían producido la muerte aproximadamente seis horas más tarde”.

Cabe señalar que, para ver el documento completo, se recomienda presionar “ampliar galería”. 

PUB/JLM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo