Familias juntan firmas para poner fin a clases obligatorias de religión

Buscan derogar Decreto de Ley 924 que obliga a todos los establecimientos del país impartir dos horas semanales de clases de religión.

Por Nathaly Lepe

Úrsula Eggers es madre de un niño de siete años y se ha transformado en la cara visible de la lucha de los padres contra las clases de religión. Todo esto luego que su pequeño fuera víctima de acoso y discriminación en el Colegio Mercedes Marín del Solar de Providencia, luego que pidiera que se respetase la exención del niño de este ramo. 

Por ahora, la mujer que logró que el Colegio recibiera una multa por 54 UTM -unos $2.400.000- de la Superintendencia de Educación por pasar a llevar el derecho del niño a libre credo, encabeza una petición en la plataforma Change.org, la que ya acumula cerca de tres mil firmas para derogar el Decreto de Ley 924 que obliga a todos los establecimientos del país impartir dos horas semanales de clases de religión.

“Más que una recolección de firmas, es para visibilidad esta situación que para muchos es desconocida. para mí lo era hasta que viví la experiencia de que las clases de Religión están impuestas por un Decreto de Ley y no por una ley que fue votada democráticamente a través del Congreso”, dice Úrsula. 

La idea es que tal como sucede en los colegios particulares, los establecimientos municipales entreguen a sus alumnos una alternativa pedagógica cuando están eximidos del ramo, mientras se avanza en lograr que las clases de religión en los colegios de Chile dejen de ser obligatorias.

Demanda contra Providencia

Luego del triunfo ante el establecimiento de su hijo, con la multa establecida por la Superintendencia de Educación, Úrsula presentará esta semana una demanda contra la Municipalidad de Providencia por el daño moral que la situación provocó en su pequeño. 

“Voy a presentar una demanda por daño moral a la Municipalidad de Providencia, por todos los daños que sufrió mi hijo y como familia a las que nos vimos expuestos”, adelanta. 

En la misma línea, agrega que está junto a otros padres trabajando para formar una ONG -dedicada a avanzar en una educación laica- y hacer crecer este movimiento contra las clases obligatorias religión, movimiento que ya cuenta con el apoyo de la Cones, los diputados Vlado Mirosevic, Giorgio Jackson y el concejal Jaime Parada de Providencia, además de arias otras agrupoaciónes y asociaciones no gubernamentales para la derogación del decreto. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo