Seguidilla de sismos mantienen en alerta a la Región de Coquimbo

Las réplicas continúan en la zona tras el terremoto de 8.4 Richter del pasado 16 de septiembre.

Por EFE

Al menos quince temblores, dos de ellos de 6,9 grados de magnitud en la escala de Richter, sacudieron durante la noche del martes y las primeras horas de este miércoles la Región de Coquimbo, y mantuvieron en vela a la población de la zona, que el pasado 16 de septiembre sufrió un sismo de 8,4 grados.

Según las autoridades, los movimientos telúricos, con epicentros localizados bajo el mar, a distancias de entre 80 y 94 kilómetros de la costa, no han ocasionado víctimas o daños visibles, pero sí alarma entre los habitantes de la zona.

Dos de los temblores, registrados a las 22:54 y a las 23:46 horas del martes alcanzaron una magnitud de 6,9 grados Richter, según informaron el Centro Sismológico de la Universidad de Chile y el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

No obstante, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA) descartó en ambos casos la posibilidad de tsunamis en las costas del país.

A las 00.07 hora local, un nuevo temblor, de 5,1 grados de magnitud en la escala de Richter, sacudió la zona y posteriormente, hasta las 04.08 horas, cuando sobrevino un sismo de 4,8 grados, se registraron siete temblores de menores magnitudes y seis más hasta las 04.59 horas, cuando ocurrió otro de 4,8 grados.

Después, a las 06.07 horas de esta jornada un nuevo sismo, de 5,1 grados, ocurrió a 84 kilómetros al oeste de la ciudad de La Serena, la capital regional de Coquimbo, a una profundidad de 39,2 kilómetros según la Universidad de Chile.

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) indicó que los movimientos telúricos de mayor magnitud se percibieron también en las vecinas regiones de Atacama y Valparaíso, con intensidades de hasta seis grados de la escala internacional de Mercalli en algunas localidades, cuya población pasó en vela la mayor parte de la noche.

A juicio de los expertos, estos temblores forman parte de una larga cadenas de réplicas, unas dos mil que han seguido al terremoto de 8,4 que el pasado 16 de septiembre estremeció el norte y el centro del país suramericano, con un recuento de 15 muertos, 6.056 damnificados, 971 casas destruidas y otros cuantiosos daños materiales.

PUB/CM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo