El Sernam lanza nueva campaña para frenar la violencia contra las mujeres

El Servicio Nacional de la Mujer invita a la sociedad a involucrarse para detener el flagelo.

Por Publimetro

La Organización Mundial de la Salud ha declarado la violencia contra las mujeres como un problema de salud mundial de proporciones epidémicas. De acuerdo con las últimas cifras entregadas por el Ministerio del Interior (2013), una de cada tres mujeres ha vivido o vive violencia en nuestro país, lo que se traduce en casi 3 millones de mujeres agredidas. Por eso, el Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) inició una nueva campaña, esta vez, orientada a la acción, es decir, invitando a todos a prevenir y detener la violencia hacia las féminas.

Según el Sernam, la violencia contra las mujeres es producto de una cultura machista que aprenden por igual mujeres y hombres desde la familia y a través de distintos mecanismos de socialización como el sistema educacional, las instituciones, los medios de comunicación, la cultura. Desafortunadamente, la ley de violencia intrafamiliar, ley 20.066, sólo aborda las agresiones que viven las mujeres en el contexto de la familia, dejando de lado otras manifestaciones de violencia que se dan en los espacios públicos o de trabajo.  Muchas de las formas de violencia que se ejercen contra las mujeres en estos espacios no son considerados delitos o no han sido tipificados, por lo que estos hechos quedan en la impunidad, como ocurre con el acoso callejero, por ejemplo.

Tipos de violencia

-Violencia física: incluye todas las formas de agresión a las mujeres que van desde los empujones y zamarreos, tirones de pelo, pellizcos, apretones, golpes de puño y patadas hasta los golpes con objetos. La forma más fuerte de agresión física contra una mujer es el femicidio.

-Violencia psicológica: ocurre cuando se intenta controlar a una mujer mediante amenazas, humillaciones y presión emocional con el propósito de hacerla sentir insegura y sin control sobre su vida y decisiones.

-Violencia sexual: se da cuando una mujer es obligada, mediante la fuerza física o amenazas sicológicas, a tener relaciones sexuales o a realizar actos sexuales que le resultan humillantes o degradantes.

-Violencia económica: es difícil de detectar y se da cuando se intenta controlar a la mujer a través de la entrega del dinero necesario para su mantención personal y/o de las hijas o hijos, o de otras personas que integran la familia. También constituye violencia económica cuando se apropian del dinero que ganó la mujer con su trabajo.

PUB/FR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo