Ateos debatirán sobre Decreto Ley que obliga a los colegios a dar clases de religión

Científicos, historiadores y librepensadores se reunirán a discutir opciones para eliminar o modificar la legislación que obliga a todos los colegios de Chile a impartir religión en su malla curricular.

Por Fabiola ROMO

El próximo sábado 28 de noviembre se realizará el tercer Congreso de Pensamiento Ateo, que espera convocar a más de 300 personas en Santiago. Entre los expositores se encuentran la Directora de MILES, Claudia Dides; el Coordinador Nacional de CoNES, Fabián Salinas; el director de Educación 2020, Moisés Paredes; y el historiador Sebastián Jans, autor del libro “Temas del Laicismo Chileno”.  La discusión se centrará en la posibilidad de eliminar o modificar la legislación que obliga a todos los colegios de Chile a impartir clases de religión en su malla curricular, tal como lo impone el Decreto Ley 924, de 1983.

El tema se puso sobre la mesa tras conocerse el caso de Úrsula Eggers, una madre que recurrió a la fundación Sociedad Atea, luego del acoso que habría sufrido su hijo por eximirse de la clase de religión en un colegio municipal de Providencia, reclamo que llegó hasta la Superintendencia de Educación. “Este es un decreto ley de la dictadura y queremos eliminarlo o modificarlo. Por eso, hemos hablado con algunos parlamentarios, entre los que se encuentra Giorgio Jackson”, comentó el vicepresidente de la Sociedad Atea, Fernando González.

Según el historiador Sebastián Jans, el tema de las clases de religión se viene discutiendo desde los años cincuenta. Sin embargo, la obligatoriedad de impartirlas fue impuesta por la dictadura, sin que mediara ningún debate. “Sectores muy ligados a la iglesia han impedido que haya un ejercicio efectivo de los derechos de los padres de decidir cuál es su postura frente a este tema. El Estado debe ser suficientemente claro porque cuando una conciencia está en formación, no le puede inducir a un determinado tipo de creencia”, explicó.

Aunque Sebastián Jans no se declara ateo, sino más bien agnóstico tiene una larga trayectoria en la promoción del laicismo. En ese contexto, defiende la educación laica que considera esencial para garantizar una conciencia libre. “No corresponde que le estemos inculcando a un niño una concepción religiosa que establezca un sesgo para su vida. No se le pueden enseñar conceptos de la ciencia que se contradicen con una creencia paralela”, señaló el historiador.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo