Cardenal Ricardo Ezzati declaró en nueva demanda contra la Iglesia

La viuda del fundador de Soprole busca disolver una sociedad que data desde la década de los "90. La cifra que se maneja es superior a los 200 millones de dólares.

Por publimetro

Hasta el Palacio de Tribunales llegó este miércoles el cardenal arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, para prestar su declaración en el marco de una nueva demanda presentada contra la Iglesia católica chilena y que busca -al igual que el recurso interpuesto por las víctimas de Fernando Karadima- una importante indemnización monetaria.

En esta oportunidad, se trata una acción judicial que data del año 2013 por Ana María Fernández, viuda del fundador de Soprole y fallecido en 1990, Juan Luis Undurraga. El requerimiento, busca la disolución de la fundación de beneficencia Isabel Anitat Echazarreta, argumentando que ella no cuenta con validación legal ya que su creación está regida por las normas del Derecho Canónico. 

Además, Fernández reclama que han existido acciones irregulares por parte de la Fundación como donaciones y contratos de renta vitalicia simulados, para de esta manera, restarle participación a ella y a su hijo de la herencia de Undurraga. 

El cardenal Ezzati prestó testimonio ante la ministra Maritza Villadangos por casi una hora, en una demanda que pretende obtener un pago de 210 millones de dólares.

La llegada del religioso se interpretó, en un principio, como su segunda declaración en el marco de la demanda presentada por James Hamilton, Juan Carlos Cruz y Andrés Murillo por presunto encubrimiento de los abusos sexuales de Karadima. 

PUB/VJ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo