Columna de Nicolás Copano: Pensar lo de Ceroni es pensar cómo hacer noticias

Por nicolás copano

¿La vida privada de alguien no debe ser noticia incluso si la vida privada de alguien se mete en nuestras vidas privadas? El debate se abrió a partir de la publicación de las polémicas fotos de un chat privado. Vamos desde las noticias.

A una semana del caso Ceroni y luego de ver las idas y vueltas con la distancia que permiten unas buenas vacaciones (me encontraba en Brasil cuando explotó el Trending Topic) tengo algunas reflexiones a compartir.

A mi parecer el error de El Dínamo no fue el publicar, fue el cómo publicar.

El Dínamo hizo lo correcto: exhibió a un parlamentario de la República en repetidas oportunidades (días diferentes) incurrir en la revisión de su teléfono móvil en el hemiciclo, durante un tiempo que impedía la atención necesaria para tomar una decisión responsable.

¿Cuál es la prueba de esto? El martes pasado Juan Manuel Astorga en “El Informante” de TVN le pregunta al diputado Ceroni qué se hablaba mientras él se comunicaba por WhatsApp. Ceroni dijo no recordarlo.

Trabajo en los medios desde hace muchos años y me toca revisar muchos titulares: he visto a honorables hacer el “koala” y ser criticados, he visto a otros jugar al solitario y ser descalificados. A un parlamentario alguna vez se le vio mirando “The Matrix”. Todas esas oportunidades fueron titular.

Ésta obviamente no podía dejar de ser excepción.

Ahora, vamos al error de El Dínamo: cómo publicar.

Como Mariana Aylwin dijo en La Segunda, el director de El Dínamo se encontraba en su día libre. De ahí a que dentro del diario existen, se interpreta, otros responsables del tema. Como funcionario de medios y emprendedor del tema les cuento: nadie decide todo en un periódico, revista o página de noticias. No funciona así. De hecho, en mi sitio web escribe gente que no conozco personalmente y me ha descalificado en Twitter. Y yo lo he olvidado y luego me encuentro con que los tengo bloqueados (suena como un ejemplo mundano) o sea, por más ridículo que parezca, no tengo todo el control de lo que pasa en mi propio emprendimiento.

Obviamente esto les pasa a todos los directores de medios del mundo. Los seres humanos, más aún los chilenos que somos pocos, somos permeables a estas situaciones: la pauta de los medios es inmanejable. Todo puede cambiar de un momento a otro.

Y como todo puede cambiar de un momento a otro, la torpeza de quien sube la información es la que realmente se debe analizar, ya que exhibe un dato que no interesa respecto a la labor parlamentaria, que es quién recibe los mensajes.

Es igual de grave que el diputado o senador que sea esté caliente con su mujer, con el gato Félix o con un entrenador de gimnasio durante su labor parlamentaria, en vez de concentrarse en lo suyo. No importa con quién, si es legal por supuesto. Lo que importa es cómo (de forma reiterada y olvidando de qué se trata lo que se habla) y dónde. Y dónde no es en cualquier lugar. Es en un lugar que pagamos todos, que tiene varios beneficios para que se dedique exclusivamente a su trabajo y por el cual recibe un sueldo muchísimo más alto que cualquiera de nosotros. Ese sueldo, creo yo, está hecho para que tome atención o por lo bajo espere un poco para no quedarse en el celular olvidando de qué se hablaba en la sesión.

Si yo recibo las fotos, no tengo duda que las publico. Ahora ¿cómo las hubiese publicado? Muy simple: dejo los mensajes, pero pongo borroso quien los ve. Y además agrego las fechas de exhibición.

Por eso es muchísimo más impresentable e insoportablemente hipócrita ver a periodistas o editores diciendo a los cuatro vientos que “no es relevante como noticia”, cuando ellos también han empujado a una cultura donde todo esto es noticia.

Medios y editores que se hacen los paladines de la libre expresión cuando publican noticias de gatos que miran pepinos y saltan.

Por favor muchachos: no nos pisemos la capa entre superhéroes. Todo queda muy mal. Y después la gente viene y nos critica con justa razón.

Basta de cinismo.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo