Hasna Aitboulahcen: la primera mujer kamikaze en Europa

El suicidio de Hasna Aitboulahcen marca un antes y un después en la investigación y actuación policial en la prevención del terrorismo

Por PUBLIMETRO

 

Hasna Aitboulahcen, prima del cerebro de los atentados del 13-N, Abdelhamid Abaaoud, marca una nueva época del terror en occidente. Según informa la cadena de televisión Bfmtv, esta joven de 26 años se convierte en la primera mujer que se inmola en occidente. Además, Aitboulahcen es de origen francés nacida en la localidad de Clichy la-Garenne. El diario belga DH le habría puesto rostro a la kamikaze que posa con un velo y los dedos levantados en señal de victoria en una foto subida por ella misma a las redes sociales bajo el texto “voy a ir a Siria y pronto salgo para Turquía”.

Según la radio RTV esta mujer trabajaba como gerente en la industria inmobiliaria en Espinay-sur-Seine, un barrio del norte de París, empresa que se encuentra en concurso de acreedores en la actualidad. Al parecer Aitboulahcen llevaba varios años obsesionada con unirse a la yihad pero, al contrario que su primo, nunca llegó a viajar a Siria, aunque sí que ofreció sus servicios al Estado Islámico.

En esas mismas redes sociales señaló que solía asistir a la Universidad Paul Verlaine (Metz) donde no oculta su admiración por Hayat Boumeddiene o Amedi Koulibali, autor de los atentados del supermercado judío el pasado mes de enero.

La Policía sospecha que minutos antes de que la mujer hiciera detonar su cinturón explosivo tuvo tiempo de realizar una última llamada de teléfono para alertar a sus compañeros, según el canal de televisión TF1.

En un vídeo amatear filmado en la escena del asalto al apartamento de Saint-Denis donde se desplegó un dispositivo policial para dar caza a Abaaoud, la policía le preguntó “¿dónde está tu novio?” a lo que respondió “no es mi novio”. Seguidamente se escuchan una serie de disparos y una explosión, presumiblemente del cinturón explosivo de Aitboulahcen que, según apuntan medios franceses, intentó que los agentes se acercaran.

Según señala en un artículo  La Vanguardia “Las mujeres llevan a cabo operaciones suicidas en Chechenia o Palestina, pero se trata de viudas que alimentan una idea de venganza”, ha explicado Grégory Robin, experto en explosivos del Instituto de Prospectiva y Seguridad en Europa, aclarando que también se han producido algunos casos, poco frecuentes, en Iraq, Siria o Afganistán. Robin ha advertido de que “las fuerzas europeas no están preparadas para atentados suicidas y todavía menos efectuados por mujeres”. “Va a haber que sensibilizar a todo el mundo. ¿Qué reacción adoptar frente a una mujer que porta un burka, que se niega a quitárselo, por ejemplo?”, se ha preguntado.

ara el antiguo negociador del Grupo de Intervención de la Gendarmería Bernard Thellier el hecho de que una presunta terrorista se haya inmolado en Francia añade un carácter “inédito” a la situación actual. “Ya no solo hay que buscar a hombres, las mujeres también están muy decididas y eso va a complicar enormemente el trabajo de los servicios de Inteligencia, la Policía y la Gendarmería”, ha resaltado.

 

PUB/IA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo