Autoridades inauguran oficialmente la temporada de piscinas

Además, en el lugar, personal de la seremi de Salud repartió volantes con información sobre los cuidados y protección solar que se debe tener para evitar el cáncer de piel.

Por aton chile

En medio de un ambiente veraniego, lleno de música y actividad física, la ministra de Vivienda y Urbanismo (Minvu), Paulina Saball, en conjunto con el director del Parque Metropolitano de Santiago, Mauricio Fabry, y el seremi de Salud Metropolitano, Carlos Aranda, dio el vamos a la temporada de piscinas en la tradicional Antilén.

Luego de que el seremi Aranda tomó una muestra de la calidad del agua y certificó su calidad para los bañistas, la ministra Saball y el director de parque invitaron a las personas a ingresar a la piscina y a disfrutar de una clase de hidrogimnasia.

Además, en el lugar, personal de la seremi de Salud repartió volantes con información sobre los cuidados y protección solar que se debe tener para evitar el cáncer de piel.

La secretaria de Estado sostuvo que en el Minvu “estamos empeñados en que nuestros parques, los de la Región Metropolitana y los de todo Chile, se constituyan en el espacio principal de convivencia ciudadana, pero también en un lugar para disfrutar un verano que permita compartir al aire libre”.

En tanto, el seremi Carlos Aranda destacó que “como autoridad sanitaria, estamos en una campaña especial de fiscalización para que las piscinas cumplan con todas las normativas, y vamos a fiscalizar en detalle que esto ocurra, porque de lo contrario se pone en riesgo la salud de las personas”.

Miles de santiaguinos -y visitantes de otras zonas del país- podrán disfrutar de la piscina Antilén, que ofrece 1.000 metros cuadrados de áreas verdes y que tiene capacidad para recibir a más de 1.500 personas simultáneamente.

La piscina Antilén (“que sol hay” en quechua o “amanecer” en lengua Mapudungun), diseñada por Carlos Martner, fue inaugurada el 28 diciembre de 1976. Está ubicada en la cumbre del cerro Chacarillas a 800 metros sobre el nivel del mar, lo que permite al visitante tener una vista panorámica de 360º de la ciudad.

En su construcción destacan grandes muros de piedra canteada, que producen largas superficies planas. La piscina de líneas irregulares mide 92 metros de largo por 25 metros y en sus terrazas de asoleamiento tiene la capacidad de atender a más de 1.500 personas simultáneamente.

Originalmente en este lugar existía un estanque sin bordes y un terreno con gran pendiente. Para su diseño paisajístico debieron construirse grandes superficies de asoleamiento, con muros de contención y mucho relleno.

La idea de construir esta piscina surgió luego de un viaje de estudiantes de la Universidad de Chile a Machu Pichu, cuyo profesor era Carlos Martner; ello explica su estilo constructivo e influencia arquitectónica.

PUB/NL

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo