Aumentan denuncias por acoso sexual laboral en el país

El 2014 hubo 180 denuncias. Hasta septiembre de este año llegan a 178. Los casos más denunciados son entre colegas, y no de jefe a empleado

Por Nathaly Lepe

Un abrazo más apretado de lo normal o una nalgada simpática en el trabajo pueden parecer insignificantes. Sin embargo, configuran ejemplos de situaciones que pueden considerarse tipos de acoso sexual.

De acuerdo con la definición de la Dirección del Trabajo, el acoso con connotaciones sexuales se produce cuando una persona -hombre o mujer- realiza en forma indebida, por cualquier medio, requerimientos de carácter sexual y no consentidos por la persona requerida y que amenacen y perjudiquen su situación laboral o sus oportunidades de empleo. Según esa calificación, durante los primeros nueve meses de este año, la institución ha recibido 178 denuncias por acoso sexual dentro del trabajo. Si se compara con la del 2014, donde se contabilizaron 180 acusaciones, se evidencia  que durante el 2015 éstas se superarán faltando un trimestre para la evaluación final para cotejar ambos periodos.

Si bien muchas veces se considera que el acoso sexual sólo se configura como una falta cuando es ejercido por una jefatura por sobre los empleados, los datos entregados por la Dirección del Trabajo a Publimetro confirman que la mayoría de las denuncias tienen que ver con actos de acoso de parte de los mismos compañeros. En este sentido, entre enero y septiembre de 2015 se registraron 81 denuncias donde una mujer acusaba a otro trabajador por la falta, mientras que sólo ingresaron 5 denuncias en casos de abuso ejercido por los jefes. En el mismo periodo del año en curso, seis hombres denunciaron a compañeros de trabajo por este tipo de acoso.

Cómo proceder y sanciones

Pero más allá de las denuncias, ¿cómo se actúa frente a este tipo de casos? La Dirección del Trabajo indica que lo primero es hacer llegar un reclamo escrito a la dirección de la empresa, al servicio en que trabaja o hasta la misma institución. “El empleador que recibe la denuncia por acoso sexual puede optar entre hacer directamente una investigación interna –en el plazo de 30 días– o, dentro de los cinco días siguientes a la recepción de la denuncia, derivarla a la Inspección del Trabajo, la que tiene también 30 días para efectuar la investigación”, explica el director de la entidad, Christian Melis.

Para resguardar que la investigación arroje un resultado y no se diluya, acotan desde la entidad que siempre debe llevarse un registro escrito y los resultados presentados ante el denunciante, el denunciado y la Dirección del Trabajo. Hay que tener claro además que la investigación –si es realizada por la empresa– tiene un plazo de 30 días y se debe realizar de manera reservada para garantizar que ambas partes sean escuchadas.

Con respecto a las sanciones, tras comprobarse el acoso existe un plazo de 15 días para aplicar lo que establezca en esta materia el reglamento interno de la empresa. “Alternativamente, el trabajador o trabajadora afectado por acoso sexual por parte de su empleador o empleadora puede acudir al Tribunal del Trabajo respectivo poniendo término al contrato de trabajo demandando el pago de las indemnizaciones legales correspondientes, pudiendo solicitar el incremento del 80% en sus indemnizaciones legales si el empleador no dio cumplimiento al procedimiento por acoso sexual antes señalado”, señala Melis.

¿Qué ocurre cuando se invoca falsamente el tema del acoso sexual?

Existen sanciones en caso de que se invoque falsamente el acoso sexual para acusar a un compañero o una jefatura. Esto quiere decir que si el tribunal declara una demanda carente de motivo plausible, el denunciante está obligado a indemnizar los perjuicios que cause al afectado. Por otra parte, si el acoso sexual ha sido el motivo esgrimido por el o la trabajadora para poner término a su contrato de trabajo de modo falso o con el propósito de lesionar la honra de la persona demandada y el tribunal no logra configurar el acoso, la persona será responsable también de indemnizar al afectado. Ahora, en caso de que la causal haya sido invocada maliciosamente, la Dirección del Trabajo aclara que además de la indemnización de los perjuicios, podrán realizarse otras acciones legales, incluso sanciones penales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo