Hollande intensificará los bombardeos en Siria y Cameron le presta una base en Chipre

El presidente de Francia se reúne con el primer ministro británico. Hollande ha dicho que se propone escoger los objetivos "que hagan el mayor daño posible" a Estado Islámico en Siria.

Por EFE

El presidente de Francia, François Hollande, ha asegurado este lunes que su país va a intensificar su bombardeos contra el grupo terrorista Estado Islámico en Siria y a escoger los objetivos “que hagan el mayor daño posible” a esa organización.

Tras haberse reunido en el Elíseo con el primer ministro británico, David Cameron, el jefe de Estado galo indicó que le corresponde al Reino Unido analizar cómo puede implicarse y que Francia está “convencida” de la necesidad de intensificar la incursión aérea en el país.

Hollande, que abrió con Cameron su maratón diplomático que le llevará a reunirse esta semana con los líderes de Estados Unidos, Rusia, Alemania, la Unión Europea y la ONU, aseguró que la prioridad es “destruir al EI”, para lo cual “es necesario que los bombardeos sean lo más eficaces posible”.

“Corresponde al Reino Unido dilucidar cómo se implican” en la lucha contra ese grupo terrorista “que nos hace la guerra”, indicó el presidente francés, que junto con el primer ministro británico depositó un ramo de flores en el Bataclan, escenario de la principal masacre del 13-N.

Hollande aseguró que el portaaviones francés Charles de Gaulle, operativo a partir de hoy en el Mediterráneo oriental, “tiene el mandato claro de golpear fuerte al EI”. Además, aseguró que los bombardeos cuentan con el respaldo del Consejo de Seguridad de la ONU, que aprobó la pasada semana una resolución al respecto en la cual también se preconizaba una solución política a la situación de Siria.

Asad “no puede ser el futuro”

En ese sentido, Hollande afirmó que “es preciso constituir un Gobierno de unión” en el que el actual presidente sirio, Bachar Al Asad, “no puede ser el futuro” porque “ha contribuido a masacrar a su población”.

En el apartado bilateral, Hollande recordó que Francia y el Reino Unido tienen un acuerdo de defensa propio, el Tratado de Lancaster, que les impone “obligaciones comunes en materia de defensa” más allá del compromiso dentro de la Unión Europea. “El objetivo es reforzar, si fuera necesario, los sistemas de información contra el terrorismo”, indicó el presidente, que aseguró que París y Londres mejorarán “más aun” los intercambios de información para poder ser más eficaces”. “Necesitamos tener certeza de que las personas que vienen a nuestro territorio no son cómplices de acciones terroristas, que las verificaciones a la entrada de la UE se hagan a partir de informaciones ciertas para nuestros servicios”, recalcó.

Hollande se refirió también a la decisión adoptada la semana pasada por los ministros del Interior y Justicia de la UE para mejorar el control de las fronteras interiores y la lucha contra el tráfico de armas.

En ese sentido, el presidente francés aseguró que “se tomaron las buenas decisiones y hay que actuar lo más rápidamente posible”.

“Todavía más” intercambio de información”

Por su parte, Cameron ha anunciado tras el encuentro que su país ha puesto a disposición de Francia una base militar británica en Chipre y avanzó que esta semana presentará al Parlamento británico su plan de acción en Siria. “Apoyo la acción emprendida por Hollande para luchar contra el EI y estoy convencido de que el Reino Unido debe efectivamente hacer lo mismo”, señaló el primer ministro, quien dijo que los dos países han decidido incrementar sus esfuerzos sobre intercambio de informaciones de inteligencia “todavía más”.

Cameron destacó que también se puede hacer “más” para luchar contra la amenaza que presentan los combatientes extranjeros cuando vuelven a sus respectivos países, y abogó por una mayor protección de las fronteras europeas. “Es necesario que nos pongamos de acuerdo sobre las reglas que permitan compartir el registro de datos de pasajeros (PNR). Es paradójico que tengamos más información procedente de países exteriores de la UE que en el seno de la Unión”, subrayó.

Lucha contra el tráfico de armas

El representante británico defendió también el refuerzo de la lucha contra el tráfico de armas “para evitar que estas terminen en manos de terroristas destinados a provocar tantas víctimas”. Y, en paralelo a la acción comunitaria, recordó que su país, en tanto que miembro de la coalición internacional, interviene ya con bombardeos en Irak, comparte información sobre Siria o ayuda a sus aliados “con aviones de suministro, principalmente”.

“El mundo se une para luchar contra esa amenaza terrorista”, concluyó Cameron, según el cual esa constatación “estaba clara” el pasado 13 de noviembre, día de los atentados en París, y sigue igualmente clara una semana después de esos ataques que se cobraron 130 vidas.

Un “argumento moral”

Por otro lado, el ministro británico de Defensa, Michael Fallon, consideró que hay razones morales y militares para que el Reino Unido bombardee blancos de Estado Islámico en Siria, para lo que necesitará antes la aprobación del Parlamento.

El ministro subrayó, en declaraciones a la BBC, que el Gobierno prepara sus argumentos para que los diputados apoyen en la Cámara de los Comunes extender los bombardeos de Irak a Siria, aunque admitió que sólo se pedirá la votación si hay consenso entre los partidos. Fallon explicó que el Gobierno no ha fijado un calendario para solicitar la votación al Parlamento, pues todo dependerá del respaldo que Cameron pueda recabar entre los diputados.

El ministro agregó que el gobierno trabaja con otros países para conseguir una solución a la crisis en Siria y recordó los esfuerzos militares de varios países en la región. “También explicaremos el argumento moral. Ahora tenemos aeronaves francesas, estadounidenses, australianas (…) y no podemos dejarles que asuman toda la carga y, ciertamente, todo el riesgo de luchar contra el EI por nosotros”, puntualizó Fallon.

PUB/IA

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo