Palomas: ¿el último detector del cáncer?

Puede que no sean las aves más inteligentes o incluso más agradables del mundo, pero las palomas, según demostraron una serie de experimentos recientes, tienen la capacidad distinguir entre tejido canceroso y sano en mamografías y diapositivas digitalizadas

Por aGENCIAS

Un reciente estudio indicó que las palomas tienen la misma capacidad para detectar imágenes de tejidos afectados con cáncer que los médicos. Estos resultados ayudarían a entender el cerebro humano y mejorar el diagnóstico.

Las palomas son consideradas una plaga y representan un complejo problema sanitario en variadas ciudades del mundo debido a su facilidad de reproducción, destrucción de edificios producto de sus fecas y además por ser portadoras de peligrosas enfermedades transmisibles al ser humano.

Sin embargo, diversos investigadores indican que éstas aves tienen una gran inteligencia, donde incluso se han hecho estudios que indican que pueden desarrollar complejas operaciones matemáticas.

De acuerdo al portal Veoverde, debido a esta capacidad intelectual, científicos han estudiado más en profundidad a las palomas y han descubierto que pueden detectar tumores malignos con sólo un vistazo.

Según informa el medio ABC, la investigación desarrollada por la Universidad de Iowa y la Universidad de California ha descubierto que, si las palomas se especializaran en patología o radiología, serían tan buenas como los humanos a la hora de detectar cánceres de mama solo al ver imágenes de microscopio.

Edward Wasserman, investigador de la Universida de Iowa y coautor del estudio, indica que este es un gran paso para entender cómo procesa la información el cerebro humano, e incluso creen que estos animales podrían ayudar a mejorar el diagnóstico de enfermedades basados en imágenes.

Hemos demostrado que las palomas son capaces de llevar a cabo tareas de diagnóstico médico que son difíciles de dominar incluso para una persona.

Para llevar a acabo esta investigación, Wasserman indicó que reunieron a varias palomas que se entrenaron para distinguir entre fotos de microscopio de tejidos sanos y tejidos con cáncer de mama. Cuando acertaban con una imagen, eran premiadas con comida, pero cuando fallaban, no recibían su recompensa.

Los pájaros fueron notablemente competentes a la hora de distinguir entre cánceres de mama malignos y benignos, en una tarea que puede dejar perpleja a una persona que no tenga experiencia en ellos, y que lleva mucho tiempo de entrenamiento para que un médico pueda dominarla.

Al finalizar el estudio, las palomas lograron un nivel de acierto del 84% para identificar correctamente imágenes que ya habían visto otras veces, y 72% cuando se trataba de fotografías nuevas.

 

PUB/IA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo