¡Atención! No dormir te hace engordar

Porque una noche de dormir mal puede ser igual a una mala dieta por seis meses.

Por Publimetro

¿Intentas dormir lo suficiente, pero nunca lo logras? Cuando tienes reuniones que atender y clientes que cuidar, unas horas de sueño son lo primero que sacrificas.

Pero una nueva investigación sugiere que debes reconsiderar esa estrategia. El estudio conducido por el Cedars-Sinai Medical Center en Los Ángeles, encontró que una noche de poco sueño podría afectar los niveles de insulina en la misma medida que seis meses de una dieta alta en grasas. Para ponerlo de forma más simple, una sola noche de poco sueño podría ser tan mala para ti como medio año de comer alimentos grasosos.

Investigaciones previas mostraron que la deficiencia de sueño lleva a tener problemas con la sensibilidad de la insulina (una condición en la que el cuerpo produce más insulina para tener la azúcar en la sangre estable, potencialmente causando diabetes de Tipo 2), pero nunca hubo una certeza de qué tan fuerte es este efecto comparado con una dieta alta en grasas. La investigación del Cedars-Sinai sugiere que una noche sin dormir es casi tan mala para ti como seis meses de consumir malteadas y hamburgeusas. Wow.

Para conducir este estudio, se midió la sensibilidad a la insulina en ocho perros macho, tanto antes como después de la dieta alta en grasas. Pero previo a la dieta, algunos perros tuvieron una prueba de tolerancia a la glucosa IV para comparar la sensibilidad a la insulina después de una noche sin dormir. Los resultados fueron comparados con los perros que durmieron de forma normal y luego se volvió a probar con todos los caninos después de seis meses de dieta alta en grasas. Esa noche sin dormir redujo la sensibilidad de la insulina por un 33%, similar a la reducción causada sólo por una mala dieta (21%).

Y claro, el resultado no toma en cuenta los efectos adicionales de dormir mal en cuanto a comer, que incluye más consumo alimenticio y un incremento general de enfermedades metabólicas.

De acuerdo con el investigador del estudio, el Dr. Josiane Broussard, se debe examinar a futuro para tomar en cuenta las interacciones entre sueño y dieta, y su relación con la sensibilidad de la insulina. La otra pregunta es: ¿recuperar el sueño mejora la sensibilidad a la insulina?

Por mientras, vete a dormir.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo