El Gobierno presenta ambicioso plan para combatir el narcotráfico

En 2014 se invirtieron mil 350 millones de pesos en compras de densímetros, fibroscopios y cuarteles modulares. Ese presupuesto aumentó a dos mil 800 millones de pesos este año y el que viene llegará a 3 mil millones.

Por Fabiola Romo

El Plan Nacional Contra el Narcotráfico que busca mejorar la capacidad del país para reducir la distribución y disponibilidad de drogas ilícitas, así como la desviación de sustancias químicas utilizadas en su fabricación durante el período 2014-2020 es ambicioso. No sólo en términos de inversión, sino también en cuanto a las acciones que ha delineado el Ministerio del Interior y Seguridad Pública para combatir el flagelo.

El fortalecimiento de las prácticas vigentes, el incremento del presupuesto de las instituciones involucradas, la revisión de la Ley N° 20.000 y la remisión de indicaciones a los proyectos de modificación que garanticen la persecución, investigación y sanción de estos ilícitos dado el contexto actual en el que se desarrollan, son los ejes centrales del programa que este miércoles presenta en La Moneda el ministro del Interior, Jorge Burgos.

El plan contiene acciones para el control del tráfico de drogas en los barrios, mejorando la persecución de las organizaciones criminales y, específicamente, aquellas dedicadas al microtráfico. Asimismo, contiene medidas a nivel macro, es decir, en cuanto al control fronterizo y actividades relacionadas, como el lavado de activos y el desvío de precursores químicos. Junto con esto, el programa busca el fortalecimiento institucional para apoyar las innovaciones policiales, promover la coordinación interinstitucional y establecer mecanismos de monitoreo de las actividades vinculadas con el narcotráfico. En ese contexto, cabe destacar que en 2014 se invirtieron mil 350 millones de pesos en compras de densímetros, fibroscopios y cuarteles modulares, un presupuesto que aumentó a dos mil 800 millones de pesos este año.

“Chile debe enfrentar el fenómeno de las drogas ilícitas en todas sus dimensiones. Una de ellas es la persecución de las organizaciones criminales, tarea que desde ahora se realizará con mayor inteligencia, proporcionalidad y usando mejor tecnología para vigilar las fronteras en el norte del país. Pero por sobre todo, abordaremos el fenómeno de forma nacional y no solo focalizando acciones en zonas particulares”, dijo a Publimetro el ministro Jorge Burgos.

Prevalencia del consumo

En el caso de Chile, de acuerdo con el Décimo Primer Estudio Nacional de Drogas en Población General, se aprecian aumentos significativos de prevalencia en los reportes de consumo el último año de marihuana y de cocaína. Por ejemplo, la prevalencia -es decir, el porcentaje de personas que declaran haber consumido cocaína durante el último año- es de 0,9% en 2012 y de 1,5% en 2014, lo cual se explica por un aumento significativo en hombres (1,3% a 2,2%) y en niveles socioeconómicos medios (0,6% a 1,3%). En el caso específico de la pasta base, la prevalencia año del consumo es 0,5% para 2014, variando sólo 0,1% respecto de 2012. A su vez, se aprecia una tendencia de aumento del consumo de la marihuana, en donde el 11,3% ha declarado consumirla en el último año, respecto al 7,1% de la anterior medición.

“El Plan Nacional contra el Narcotráfico es la principal herramienta de nuestro país para combatir frontalmente la actividad organizada ligada a la cadena de las drogas. Con esto buscamos desarticular las organizaciones que por medio de la venta de drogas financian el delito y reducir los eslabones peligrosos de la compleja cadena de  distribución de sustancias ilícitas en la población. Ello se logra gracias a la coordinación entre las instituciones, el refuerzo de las capacidades investigativas y la acción decidida en diferentes ámbitos que van desde el gran tráfico y el microtráfico”, comentó el ministro del Interior.

De acuerdo a cifras del Ministerio Público, el microtráfico es el delito que registra más ingresos de todos los considerados por la Ley N° 20.000. A su vez, en comparación a 2013, el año 2014 registró un incremento del 9% de ingresos por microtráfico, aumento similar al registrado en el mismo periodo para tráfico de drogas (9,1%).

Líneas de acción

La dirección de políticas públicas hacia el control del microtráfico no solo configura insumos específicos contra el tráfico de drogas, sino que, por sobre todas las cosas es, según el Gobierno, un mecanismo más en la lucha contra la desigualdad. En este sentido las siguientes son las líneas de acción concretas destinadas a dar la batalla:

-Coordinarlaprevenciónypersecucióndelasorganizaciones criminales y del tráfico ilícito de drogas

-Microtráfico Cero (MT-0), que se traducirá, entre otras cosas, en que las comunas fortalecezcan las alianzas con organizaciones locales que agreguen valor a sus tareas.

-Persecución a organizaciones criminales

-Afianzar el control fronterizo contra el tráfico de drogas

-Fortalecer el control de Precursores y Sustancias Químicas Esenciales

-Disminuir los incentivos económicos al narcotráfico

-Revisión de la Ley N°20.000 Sancionar con mayor severidad el tráfico y microtráfico a menores de edad, entre otras

-Desarrollar innovaciones en los procedimientos policiales

-Monitorear y desarrollar mecanismos de alerta temprana para nuevas sustancias psicoactivas

-Uso de la Inteligencia Criminal

En definitiva, se trata de un plan coherente con la estrategia global de drogas, según el ministro Jorge Burgos. “Persecución proporcional e inteligente a quienes más daño generan, junto con estrategias compasivas, preventivas, educativas y que se enfoquen en reducir los daños entre los usuarios de drogas”, puntualizó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo