¿Por qué Pinochet es uno de los hombres más odiados de la historia? Polémica columna de Gonzalo Rojas

El escrito del licenciado de Historia salió publicado esta jornada en conmemoración al natalicio del dictador.

Por PUBLIMETRO

El licenciado en Historia Gonzalo Rojas publicó esta jornada una columna en el diario El Mercurio, la cual lleva como título ¿Por qué Augusto Pinochet es uno de los hombres más odiados en la Historia contemporánea?

“Hay un momento en la vida de todo chileno adulto en que un clic se hace presente en su cerebro; entonces cliquea y se pregunta: ¿Por qué Augusto Pinochet es uno de los hombres más odiados en la Historia contemporánea?”, comienza el escrito.

“El interpelado por su conciencia puede buscar muchas maneras honradas de resolver la duda, y según sea el nivel y profundidad de su investigación, alcanzará o no una respuesta adecuada. Cosa de él”, agrega.

Tras esto, indica que hay muchos caminos para llegar a eso, citando diversos casos. “Camboya, 1975. El comunismo de los Khmeres rojos se hace con el poder de modo brutal. Se consuma durante casi cuatro años uno de los procesos más espantosos de la historia mundial. Un millón seiscientas mil personas son asesinadas y hasta un total de 2 millones mueren por las políticas del régimen”, es el primero en mencionar.

Posteriormente, toca los casos de Cuba, Alemania Oriental, Vietnam, Angola, Corea del Norte, la Unión Soviética. En ellos, relata los problemas y hechos causados por el comunismo en dichos países. Luego de esto, intenta justificar los motivos del odio que existiría contra Pinochet.

“¿Qué podía esperar el pueblo de Chile, que mayoritariamente pidió a sus Fuerzas Armadas que el proyecto allendista fuese derribado, sino el rechazo de todos los que en el mundo entero lo apoyaban desde la ideología y la praxis marxista? ¿Qué podía esperar el gobierno de Chile en 1973, 1974, 1975 -y en los años siguientes-, sino una constante agresión de quienes como Camboya y Cuba, Alemania Oriental, Vietnam y Corea del Norte, con la URSS a la cabeza, tenían completamente asegurados, tiranizados, a sus respectivos pueblos y podían dedicarse con especial intensidad y en el mundo entero al juego del odio y de la agresión?”, señala.

“¿Qué podía esperar el Presidente Augusto Pinochet de tan nobles acompañantes en el destino común de conducir a sus respectivas naciones, si en el mundo comunista había un excelente récord de países una vez conquistados y países después jamás perdidos?”, agrega.

Como conclusión, Rojas apunta: ¿Qué pueden esperar ad infinitum todos los chilenos, civiles y militares, que pidieron, apoyaron, trabajaron, defendieron o al menos votaron por el gobierno militar, sino que el comunismo les prohíba decir la verdad y que, caso a caso, les aplique con la sutileza del tercer milenio, todos sus viejos métodos de penetración , control, prisión y exterminio?”.

PUB/CM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo