Ex puntajes nacionales cuentan su visión y preparación para la PSU

Un periodista y dos ingenieros nos cuentan que no están muy conformes con el sistema de ingreso hacia las universidades.

Por SANDRA QUEVEDO

En el año 2009 hubo 354 estudiantes que obtuvieron puntajes nacionales en la Prueba de Selección Universitaria (PSU) a lo largo del país. Tres de ellos conversaron con Publimetro y nos comentaron cómo se prepararon para la PSU, y que es lo que piensan acerca de la prueba que selecciona a los estudiantes para ingresar a la educación superior.

Estos tres jóvenes ya terminaron sus carreras profesionales y hoy se están dedicando a trabajar o a seguir estudiando.

Martín Espinoza es periodista de la Universidad Católica y estudió en el Colegio “Saint Georges” de Vitacura, desde hace cinco meses trabaja como coordinador de prensa en el área de comunicaciones de Techo Chile.

Hoy Martín es mucho más crítico con el sistema de selección a las universidades que en el 2009, donde le daba un significado más amigable a la PSU.

“Nunca la vi como una buena prueba de medición de capacidades, pero hoy me parece que es un sistema nefasto y que de verdad solo es un buen reflejo de la cantidad de plata que pagaste por el colegio, salvo contadas excepciones.”

Valentina León es ingeniera comercial de la Universidad de Chile y estudió en el Colegio “Saint Gabriels School” de Providencia, hoy está haciendo un magíster en marketing en la misma universidad y lo compatibiliza con un trabajo de medio tiempo.

A diferencia de Martín, Valentina tiene una visión más afín con la PSU y cree que es necesaria para ser un filtro de estudiantes, pero le cambiaría algunos aspectos.

“Creo que tiene que existir algún filtro para ver qué personas entran a la universidad, cumpliendo ciertos estándares, porque de lo contrario pasa que dentro de la universidad se va viendo que no todos rinden de la misma forma, sin embargo pudiesen existir pruebas particulares por universidad, pero ahí se complicaría mucho el sistema.”

Felipe González, tras ser puntaje nacional de matemática y puntaje regional de ciencias, decidió convertirse en ingeniero civil industrial en transporte de la Universidad Católica, estudio en el Colegio “Serena” de La Serena, y hoy está haciendo un doctorado sobre ciencias de la ingeniería en transporte en la misma universidad.

El ingeniero civil está de acuerdo con las opiniones de Martín, y su visión sobre la PSU es que la prueba solo mide competencias, dejando de lado otras cosas importantes.

“La prueba en sí no me parece una prueba correcta, de cierta forma hay que medir a los alumnos de alguna manera, pero la prueba es altamente mecanizable, no necesariamente al estudiante que le vaya bien quiere decir que es la persona que tenga las competencias necesarias para las carreras que están postulando”

Los tres profesionales nos contaron como se prepararon los días previos a la PSU, de ese 30 de noviembre y 1 de diciembre, misma fecha que se repite este año.

“Para la PSU de historia estuve en un preuniversitario y me quedé con lo del colegio. La verdad es que considero que los preuniversitarios son un pésimo invento también. No comparto sus métodos de enseñanza ni su razón de existir. Creo que lo único que hacen es sobreexigir a los niños enseñando preguntas y respuestas más que métodos integrales para aprender. Los días antes no hice mucho más que las cosas del preuniversitario, la verdad es que no me sobre exigí más de la cuenta”, señaló Martín Espinoza.

Valentina da consejos más técnicos en ámbitos de relajación, sueño y alimentación.

“En mi caso me quedé con el de mi abuelo, él me dijo que para que me fuera bien en una prueba tenía que dejar de estudiar cinco días antes, y eso es lo que hice, cerré todos mis cuadernos, guardé todos los resúmenes que había hecho y me dediqué a relajarme, a comer liviano, dormir bien y tratar de no ponerme aún más nerviosa, y el mismo día de la prueba llegué y traté de no conversar mucho con mis compañeros para no confundirme”, comentó Valentina León.

Felipe también se preparó con un preuniversitario, pero él comenzó a asistir en tercero medio.

“Me preparé con el colegio y preuniversitario Pedro de Valdivia de La Serena, hice dos años en tercero y cuarto medio para poder sentirme más seguro. Los días antes de la prueba hacía facsímiles que me entregaban en el preu, los que no me costaban mucho porque me equivocaba en puras tonteras, pero la práctica me hizo tener una buena preparación”

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo