Gear S2: la "joya" de Samsung que espera conquistar el mercado chileno

Es uno de los productos estrella de la firma surcoreana de cara a una "navidad Tech". Ahora, pueden revisar los principales aspectos de este dispositivo.

Por Víctor Jaque O.
A tomar en cuenta…

El Gear S2 cuenta con las siguientes características técnicas:

– 11.4 milímetros de grosor
– Pantalla circular de 1.2 pulgadas
– Resolución de 360×360 (302 ppp)
– Cuenta con acelerómetro, giroscopio, barómetro, sensor de luz y de ritmo cardíaco.
– Compatible con cualquier smartphone que funcione con Android 4.4 o superior y más de 1.5 GB de memoria RAM.
– En su versión deportiva, el precio aproximado al momento de su lanzamiento fue de $ 259.990 mientras que la edición “Clásica” fue anunciada a $299.990.

En octubre, Samsung presentó sus novedades para enfrentar la recta final del 2015 en un mercado particularmente ávido de tecnología como el nacional. Entre ellos, el reloj inteligente Gear S2 se presentó como el wearable mejor logrado de su gama, producto al que Publimetro tuvo acceso y pudo probar como un usuario más.

Contrario a lo esperable de estos dispositivos inteligentes -o smartwatch– el Gear S2 se presenta, al sacarlo de su caja, como un reloj tradicional muy bien logrado, partiendo por su diseño redondo, sus terminaciones (una correa de cuero que solo un repuesto), un innovador bisel que permite acceder rápidamente a las distintas funciones, aunque no olvida dos botones en el costado derecho.

La personalización del equipo corre por cuenta de la aplicación llamada “Gear”. Con una interfaz amigable tanto para usuarios avanzados como novatos, permite realizar tareas tan sencillas como seleccionar el diseño del reloj (ver galería adjunta) hasta la personalización de los distintos menús, pasando por la configuración de las alertas y las opciones para medir la actividad física.

Un mundo redondo

Una de las principales características del Gear S2 es su pantalla circular, la que ofrece una novedosa forma de mostrar las distintas opciones que posee, complementándose con el bisel: sólo basta girarlo a la derecha o izquierda para navegar por las opciones. Quizás, la forma de desplegar las notificaciones -ya sea un correo electrónico entrante o un mensaje en Facebook- podría aprovechar de mejor manera este recurso.

Además de las manecillas, una pila marca el consumo de batería y también la pantalla entrega acceso rápido al contador de pasos, una herramienta que mide en tiempo real la actividad del usuario. Gracias a eso, por ejemplo, al pasar cerca de una hora de inactividad avisa y nos “suguiere” volver al dinamismo.

Rápido carga… y se descarga

Este punto es, quizás, una de las principales críticas que todos los relojes inteligentes comparten, algo de lo cual ni Apple se escapa.

La múltiplicidad de recursos que ejecutan de manera simultánea hace que el consumo de energía sea considerable. En este caso caso, la versión clásica -la que Publimetro puso a prueba- logró superar las 48 horas de autonomía, rendimiento que puede variar dependiendo del contexto (una larga caminata o un día completo de oficina influye).

El cargador también es una innovación. El tradicional conector que se usa en las tomas de corriente viene acompañado de una base con un indicador led, el cual avisa cuando el ciclo de carga ya está completo.

No todo es hardware

El Gear S2 producido por la firma surcoreana ejecuta Tize, sistema operativo desarrollado por Samsung, el cual soporta operaciones con el calendario, correo electrónico, notificación de llamadas e incluso interacción con apps de otros fabricantes.

Junto a ello, su conexión con Bluetooth y WiFi le entrega una mayor autonomía a nivel lógico, ya que no necesitaría estar siempre “anclado” a un smartphone para operar, aunque durante el período de prueba se usó un Galaxy Note 5.

Un asistente de voz y posibilidad de usar aplicaciones para el cuidado físico (para los amantes del deporte), completan un set de herramientas útiles para el día a día.

La aplicación “Gear” permite, además de configurar inicialmente el equipo, ordenar los distintos menús, personalizar la lista e incluso transferir archivos al reloj inteligente, aunque las fotografías -a pesar de la alta resolución de la pantalla- no se pueden apreciar de la mejor manera.

Ya sea un comentario en las redes sociales o un llamado a caminar un rato, el Gear S2 recurre a un clásico: vibrar para notificar. 

En síntesis, el diseño de este dispositivo lo acerca a un punto medio entre la modernidad y lo tradicional de un accesorio siempre bienvenido en el día a día. La facilidad de manipulación -y lo intuitivo de su configuración desde nuestro celular- compensan la poca autonomía en batería y la forma de desplegar algunos elementos, quizás producto de las propias limitantes físicas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo