Cuatro graves consecuencias que podría traer a Chile el cambio climático

Chile participa en la conferencia internacional de las Naciones Unidas, COP21, donde se busca un acuerdo universal para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, de modo que la temperatura del planeta no aumente más de dos grados celsius.

Por Fabiola Romo

Evitar que la temperatura suba dos grados centígrados (2 °C) para el final de siglo, es el desafío que 195 naciones están abordando en la cumbre climática que se desarrolla en París. A corto plazo, los gobernantes que participan en el encuentro, incluida la Presidenta Michelle Bachelet, buscan que los gobiernos dupliquen su inversión en investigación y desarrollo de energía limpia en un plazo de cinco años. Y es que las consecuencias del aumento de la temperatura en el planeta podrían ser catastróficas.

Hasta ahora con solo un aumento de 0,6 grados centígrados de la temperatura global, los efectos del cambio climático se han hecho sentir. “En Chile, hemos experimentado claros cambios en nuestros patrones climáticos, como fueron las lluvias intensas en el desierto más seco del mundo, sequías en el sur de Chile o el año más caluroso de las últimas décadas”, explicó a Publimetro el subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena.

Sin embargo, si no se adoptan medidas inmediatas y la temperatura continúa subiendo, superando el límite que las naciones suscritas a la COP 21 se han propuesto, las consecuencias serían devastadoras, al menos en cuatro frentes.

Agricultura

El investigador de la Facultad de Ecología y Recursos Naturales de la Universidad Andrés Bello (UNAB), Cristóbal Galván, afirmó que al disminuir las reservas de agua, el suelo será menos fértil, lo que disminuiría la productividad. Consecuentemente, el impacto sería duro para el sector exportador. “Habrá un impacto en los cultivos. Por eso, el país está investigando productos más resistentes a la sequía”, comentó el científico.

Glaciares

Al aumentar el derretimiento de hielo, el agua de los glaciares se pierde y la tasa de pérdida llegaría a superar a la del consumo. La industria minera demanda gran cantidad de agua y al no poder obtener el recurso de las lluvias, tendrá que sacarlas de las reservas permanentes, según Galván.

Desertificación

Entre más se concentran los gases de efecto invernadero, menor es la capacidad de los ecosistemas de capturar el carbono, lo que impacta fuertemente a la biodiversidad. Superar los dos grados centígrados de temperatura, significará una mayor desertificación, en el norte y también en la región Metropolitana, dijo el académico de la UNAB.

Pesquerías

El calentamiento global también afectará la localización de las pesquerías chilenas, si no le ponemos freno las emisiones de gases de efecto invernadero. “A veces medio grado puede afectar la distribución de las especies”, sostuvo Cristóbal Galván.

Por eso, Chile ya hizo el compromiso de diversificar su matriz energética y se ha ocupado de reducir la dependencia de combustibles fósiles. “Si es que no tomamos acciones ahora y los países no reducen efectivamente sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero, las consecuencias serán irreversibles en el medio ambiente e impactará con más fuerza en la población más vulnerables. Nos enfrentaríamos por ejemplo a derretimientos de glaciares que no podrán recuperarse jamás, inundaciones de sectores costeros, olas de calor y sequías permanentes, poniendo en riesgo el bienestar de toda la humanidad”, enfatizó el subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena.

En ese contexto, para el investigador de la UNAB el uso de energías alternativas es vital. “Es una gran oportunidad para la industria, una invitación a reconvertirse y generar riqueza”, dijo.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo