Dólar e incertidumbre política y económica preocupan a los empresarios

Por

La persistencia en la volatilidad del dólar observado en la economía chilena y los nuevos niveles en los que se ha situado en las últimas semanas, ha vuelto a centrar el mapa de preocupaciones empresariales en el tipo de cambio.

 

Así lo revela la encuesta sobre preocupaciones empresariales de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) del mes de octubre, en la que más del 26% de las firmas consultadas indicó este factor como el más negativo para el desarrollo de su actividad.

 

Los otros tres factores que dominan el panorama de preocupaciones corporativas son la percepción de incertidumbres en los planos económico interno (21% de las menciones), regulatorio (14%), y en la gestión política (9%), lo que es consistente con el débil crecimiento económico previsto para 2016 y las tramitaciones de proyectos de ley de alto impacto en el desarrollo futuro y que generan tensión política e institucional.

 

En particular, las tensiones exclusivamente relacionadas con la fragilidad del ciclo económico, como la incertidumbre económica (20,6%), la debilidad de la demanda (8,5%) y la intensidad de la competencia (5%), siguen ocupando un lugar predominante en el mapa de preocupaciones corporativas, abarcando en conjunto el 34% de las menciones.

 

La encuesta se realizó durante el mes de octubre de 2015 a un universo de 400 empresas a nivel nacional, en la forma de consulta abierta, con mención espontánea por parte de los encuestados, de manera de no condicionar el mapa de posibles respuestas.

 

 

Tipo de Cambio

 

Las aprensiones por el tipo cambio volvieron a tomar fuerza. La medición a octubre muestra que el 26,1% de las menciones indica que el tipo de cambio constituye su principal eje de aprensiones, superando la medición de junio (18,2%) y la de los últimos cinco trimestres.

 

El análisis a nivel de sectores, sin embargo, muestra divergencias importantes, y que son consistentes con la condición exportadora de las empresas. En efecto, en los sectores vinculados a Recursos Naturales, que son fundamentalmente exportadores netos, sólo un 6,5% lo indica cómo el factor más complejo. Por el contrario, en sectores ligados a Servicios e Industria, el porcentaje de menciones sube a 28% y 27% respectivamente.

 

Asimismo, la incertidumbre por el factor político (Gobierno) mostró un repunte, abarcando en esta oportunidad el 8,8% de las menciones, en lugar del 3,5% de junio último.

 

Como hemos observado en trimestres anteriores, en las grandes empresas las tensiones provocadas por la incertidumbre respecto a la gestión de Gobierno no tiene la envergadura de la que presenta en las pequeñas empresas. En las primeras, el porcentaje de menciones fue de 3,1% y en las pequeñas fue 13,6%, lo que sugiere una percepción de mayor vulnerabilidad frente a las políticas económicas.

 

Por otra parte, los temores por los cambios regulatorios cedieron de 22% a 14% del total de menciones entre junio y octubre de 2015, esto tras el fin de la tramitación de la reforma tributaria, cuando el dato llegó hasta 30% aproximadamente.

 

Desde la CCS, hicieron hincapié en que las preocupaciones de las empresas continúan volcadas hacia el escenario interno, vinculado a fundamentos de mediano y largo plazo. El peso que significa el menor crecimiento económico de tendencia, la depreciación cambiaria y las tensiones políticas (incluyendo el plano regulatorio) concentran fuertemente las tensiones corporativas.

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo