Otra madre que consumió marihuana pre y post parto y actual polémica: "Es brutal"

El caso de Sindy Ortíz divide a las personas frente al consumo de marihuana.

Por Nathaly Lepe

El caso de Sindy Ortiz, la joven a la que separaron de su hija recién nacida, luego que admitiera consumir marihuana, ha generado posiciones encontradas. Desde el apoyo irrestricto de fundaciones que abogan por el uso medicinal de la cannabis, hasta el rechazo absoluto de algunos parlamentarios que incluso plantear modificar la ley sobre autocultivo que se discute en el Congreso. 

La sociedad también está dividida y hay quienes condenan a la joven madre y quienes la defienden. En este último grupo se encuentra S.B. una mujer profesional y madre de un pequeño de un año 11 meses, que reconoce haber consumido cannabis durante su embarazo y en el periodo de lactancia. 

“De vez en cuando fumé y me pegaba una pitiadita, no es que fumara un cuete, también guardando las proporciones. Yo encuentro que obviamente uno tiene que ser responsable, tienes un hijo dentro, el humo no le hace bien, simplemente te quieres relajar un poquito o siempre has fumado y te dan ganas y fumas un poquito”, relata la mujer de 34 años a Publimetro. 

La mujer, que actualmente vive junto a su familia en Pichilemu, relata que esta decisión de consumir marihuana durante su embarazo, fue consultada con su médico tratante. 

“Le pregunté esto a mi médico, de hecho fue mi pareja el que preguntó altiro, porque estábamos preocupados con el tema y mi médico me dijo tajantemente, no hay estudios al respecto, o sea, él no me iba a decir que lo hiciera o no, él me dijo no hay estudios comprobados”, recuerda. 

No obstante dice que hay que guardar las proporciones y entender que tampoco consumía a cada rato, ni todos los días. “Yo tampoco lo recomiendo, sólo puedo hablar de lo que pasó en mi caso, que me ha gustado siempre mucho la marihuana y se me hacía difícil aguantarme tanto”. 

S.B. agrega que durante el periodo de lactancia nunca notó a su hijo diferente o drogado por el THC que pudiera haberle transmitido a través de la leche. “La leche sé que puede que se pase algo, pero a lo más queda un poco más relajado. Nunca noté en mi hijo diferencias si le daba leche con un poco de caño, nunca noté diferencias, ni que estuviera más aletargado, nada, no fue así”. 

Por lo mismo, le parece lamentable la manera en que se ha condenado a la joven de Talcahuano. “Es brutal, creo que le deberían devolver inmediatamente a su guagua, porque el daño con el apego ya está hecho. Que se la devuelvan y no se metan más en su vida”, alega. No obstante deja claro, que no conoce a Sindy y que sólo se basa en lo que ha leído en la prensa, por lo que si hubiera otro tipo de consumo u otro tipo de drogas o alcohol, su reacción no sería la misma. 

Incluso, la madre va más allá y dice no entender porque hay tanta fijación con el tema de la marihuana si muchas madres están consumiendo alimentos nocivos y llenos de químicos y se los están traspasando igual a través de la leche y nadie se ocupa de ello. 

“Es tan ridículo el tema con la marihuana porque te comes una salchicha y te juro que le van a pasar muchos químicos más nocivos por la leche que un poquito de THC, eso debería ser más prohibido”, precisa. 

Finalmente S.B. agrega que conoce varios casos más de amigas que han consumido cannabis de forma ocasional durante el embarazo “y sus hijos no tienen ningún problema y todos son bonitos, inteligentes y sanos”. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo