Eliodoro Matte presenta su renuncia indeclinable a la presidencia del CEP

Por

 

El Consejo Directivo del Centro de Estudios Públicos (CEP) celebró este viernes su sesión ordinaria del presente año, ocasión en la cual Eliodoro Matte Larraín presentó su renuncia indeclinable como presidente de esta instancia.

 

En una declaración pública, el organismo comunicó que en reemplazo del dueño de la empresa Cmpc se designó a Enrique Barros Bourie.

 

Barros fue nombrado consejero del Centro de Estudios Públicos en 1985 y tiene una larga trayectoria profesional y académica. Es abogado de la Universidad de Chile (1971) y doctor en derecho por la Universidad de München (1984).

 

También ha sido académico de la Universidad de Chile desde 1969, donde es profesor titular. Ha escrito aproximadamente 100 artículos en revistas académicas en materias de derecho civil y constitucional y de teoría del derecho. Fue el primer académico chileno en escribir un artículo científico para Estudios Públicos, la revista del Centro, en 1981. Su “Tratado de Responsabilidad Extracontractual” (Santiago: Editorial Jurídica de Chile, 2006) es considerada por Fernando Pantaleón, destacado académico español y recientemente nombrado magistrado del Tribunal Supremo de España, el mejor tratado sobre el tema en lengua española. Además, es miembro de número del Instituto de Chile.

 

En cuanto a lo profesional, el nuevo presidente del CEP es socio principal del estudio Barros, Letelier & González, árbitro del Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Santiago, de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial (ICCA) y del Centro Internacional de Arreglo de Conflictos sobre Inversiones (CIADI). Además, ha sido director de sociedades y fundaciones.

 

Barros agradeció y valoró la gestión del presidente saliente, quien se mantendrá como parte de este órgano superior.

 

Desde el CEP se destacó además que Matte asumió como presidente en 1987 y que bajo su liderazgo “el CEP se consolidó como un centro de estudios que apoyó la transición democrática y el desarrollo de políticas públicas eficaces para el crecimiento económico y la ampliación de las libertades y la igualdad de oportunidades”.

 

Finalmente el Consejo de la entidad  reafirmó los propósitos de la institución, “en orden a promover los valores de una sociedad libre, democrática y observante del derecho. Se recordó que la tarea del Consejo es velar por el buen desarrollo de la institución en esa orientación fundamental, supervisando la gestión del director, promoviendo nuevas líneas de trabajo de acuerdo con las necesidades del país, velando por la calidad y relevancia pública de la investigación académica que se desarrolla en el CEP”.

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo