¡Epic Fail!: lleva 13 años en Guantánamo por un error en su nombre

Al hombre se le confundió con un miliciano de datos parecidos y no se le ha juzgado porque no existían pruebas para ello

Por AFP

El Pentágono reconoció un error de identificación embarazoso que lo llevó a culpar indebidamente a un yemení detenido en la cárcel de Guantánamo por supuestas relaciones con la organización Al Qaida.

En un documento publicado este lunes, la autoridad militar estadounidense sostiene que Mustafá Abd-al-Qawi Abd-al-Aziz al-Shamiri, de 37 años, “combatió en varios lugares de combate yihadistas” y “se unió a miembros de Al Qaida en Afganistán”.

Sin embargo, explicó que no era un “coordinador” o “entrenador” de Al Qaida, contrariamente a lo que el Pentágono había sostenido hasta ahora.

“Creemos que estas actividades fueron llevadas a cabo por otros extremistas conocidos con nombres o apodos similares” al del yemení, reconocieron las autoridades militares.

El Pentágono no precisó si este reconocimiento podría facilitar la liberación del reo, que se encuentra detenido desde 2002 en la polémica cárcel montada en suelo cubano.

Gary Ross, un portavoz del Pentágono, se limitó a declarar que el “Periodic review board” (PBR), un tipo de comité de evaluación de la situación de los detenidos, “tomará una decisión” sobre el futuro del detenido.

El documento indica también que según “informes fragmentarios” al-Shamiri combatió en Bosnia en 1995 y que declaró a investigadores haber luchado en la guerra civil en Yemen en 1996, así como junto a los talibanes en Afganistán entre 2000-2001.

Según las declaraciones del documento, el yemení “podría” haber permanecido en un escondite junto a personas que prepararon el ataque contra el buque de la marina estadounidense USS Cole en Aden, en 2000, que mató a 17 marineros, pero nada indica que al-Shamri estuvo involucrado en ese incidente.

Unos 700 prisioneros se encuentran todavía en el campo de detención de Guantánamo y casi la totalidad de ellos no han podido gozar de un juicio en una corte.

El presidente Barack Obana prometió cerrar la cárcel, la cual ha deteriorado la imagen de Estados Unidos en el mundo.

La administración de Obama debía proponer un plan a fines de noviembre que permitiera el traslado de los detenidos y el cierre de la cárcel, pero la Casa Blanca terminó renunciando a este objetivo, pidiéndole al Pentágono que proponga otras opciones menos costosas.

Según un responsable estadounidense, que confirmó los informes del Wall Street Journal, el Pentágono estimó el costo de traslado hasta 600 millones de dólares, incluyendo el costo de construcción de una nueva infraestructura en Estados Unidos.

 

PUB/IA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo