Vinculan a Golborne con pagos irregulares de 10 compañías

Em empresario Tomás Carrasco declaró0 a la Fiscalía haber emitido facturas por un total de $ 160 millones a petición del ex presidenciable. .

Por publimetro

Según informa hoy  La Tercera, el empresario Tomás Carrasco Burgos, imputado por forwards irregulares en el marco del caso Penta, declaró que sus empresas emitieron facturas por $160 millones a distintas empresas, respondiendo a una solicitud realizada por el ex ministro de Minería del gobierno de Piñera, Laurence Golborne, recursos que posteriormente habrían sido distribuidos por las empresas de Carrasco VSA y Siglo Outsourcing a diversos personajes ligados a la candidatura de Golborne contra entrega de boletas de honorarios, presumiblemente ideológicamente falsas.

Según publica el matutino, Golborne se habría acercado a Carrasco a fines de 2012, a quien conoce hace más de 20 años, solicitando su apoyo para financiar su campaña presidencial, encontrando una respuesta positiva por parte del empresario quien recibió una lista de empresas a las cuales se debían emitir las facturas.

Luego de eso, la información era recepcionada por el encargado de facturación de Siglo Outsourcing, para que posteriormente VSA emitiera las facturas a nombre de terceras empresas por servicios que nunca se realizaron.

El empresario declaró ante la Fiscalía el detalle de todas las empresas involucradas a las que SVA facturó a petición de Golborne, entre las que se cuentan la multitienda Ripley, con tres documentos por 5 millones cada uno; la empresa de publicidad Huerta y Contreras por $24 millones; a Inversiones Caburga por $20 millones; a la acerera CAP por un monto de $5 millones; al banco BCI con dos facturas por $10 millones cada una; a Inmobiliaria Ecomac con 2 facturas por $12,5 millones; también a GT Advisors con boleta por $2 millones; a Inversiones Paso Nevado e Inversiones Longovilo con pagos por $25 millones a cada una.

Y esto no termina acá, ya que la otra empresa propiedad de Carrasco, Siglo Outsourcing, facturó por $ 20 millones a Inversiones Santa Virginia, además de otras 4 facturas a la constructora FFV, de Eduardo Fernández León, por $ 20 millones cada una, las que luego fueron anuladas por mandato del mismo Golborne, según declaró Carrasco.

Fue el mismo Carrasco quien declaró a los fiscales que la facturación total bordea los $ 160 millones, dinero con el que cancelaron honorarios y servicios demandados por el ex presidenciable Laurence Golborne.

PUB / DIG

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo