Columna de Rodrigo Echecopar: Novoa y leyes pendientes

Por Rodrigo Echecopar

“El mejor antídoto contra la corrupción es la transparencia: correr los velos y dejar toda la información abierta al escrutinio público”, decía una fría mañana de abril del año 2009, el entonces presidente del Senado de Chile, Jovino Novoa.

Mirado en retrospectiva, parece una broma. El histórico dirigente de la UDI, condenado hace unos días a tres años de prisión remitida por delitos tributarios y financiamiento ilegal de campañas políticas, nos intentaba dar lecciones sobre transparencia para evitar la corrupción.

Pero no es broma, es la forma en que algunos políticos financiaron sus operaciones, capturaron la democracia con intereses particulares y hoy nos tienen hundidos en la crisis de confianza más importante desde que se recuperó la democracia.

Evidentemente ha generado frustración el acuerdo al que llegó el ex senador Novoa en su juicio abreviado, admitiendo sólo una pequeña parte de los delitos por el que lo procesaban y manteniendo intactos sus derechos políticos.

Pero el tema de fondo es otro. La razón por la que todos estos casos (Penta, SQM, Caval) han levantado tanta indignación por parte de la ciudadanía es que nos dimos cuenta cómo algunos de nuestros representantes y autoridades hacían uso del poder que todos les entregamos a través de la democracia, para privilegiar intereses propios o particulares.

Es decir, hacían uso de nuestras instituciones democráticas para proteger sus intereses o los de sus financistas. Todos queremos que reciban un castigo justo, pero el verdadero foco y la pregunta de fondo es: ¿vamos a ser capaces de impedir que esto vuelva a pasar?

No es primera vez que nos toca ver casos de corrupción o abuso de poder, pero si es primera vez que un gobierno ha presentado una agenda ambiciosa de transparencia y probidad con posibilidades reales de ser aprobada.

En el pasado nos habíamos acostumbrado a anuncios grandilocuentes, donde se prometía cambiarlo todo, pero donde no se cambiaba nada. Hoy la situación es distinta. El Consejo Anticorrupción, más conocido como la Comisión Engel, presentó un informe contundente con más de 240 medidas para enfrentar la corrupción.

Al respecto, el Gobierno ha tomado nota y ha presentado legislación valiosa, la sociedad civil y la ciudadanía están atentas, siguiendo los proyectos y empujando por una tramitación virtuosa y el Parlamento ya no está (completamente) dominado por los mismos de siempre y hay voces buscando mejorar las reglas del juego desde casi todas las bancadas.

Pero que existan posibilidades de que se aprueben estas leyes no es razón para bajar los brazos. Por el contrario, es razón para levantarlos, gritar y empujar hasta que crucemos esa línea en donde se conviertan en leyes de la República.

Hoy hay dos proyectos que se constituirán como la piedra angular de una nueva relación entre el dinero y la regulación de la política y los partidos: la nueva Ley de Financiamiento de la Política y la Ley de Partidos Políticos.

Pero estos proyectos hoy comienzan a correr el riesgo de bajar la marcha, de perder piezas fundamentales, de dormirse en el Congreso. Ya se canceló una sesión de la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados la semana antepasada. Ahora parece que pasará lo mismo con la comisión de Hacienda del Senado esta semana.

Y mientras los medios y ciudadanos a veces creemos que la única batalla por la justicia se da con Jovino Novoa en tribunales, la verdad es que la contienda más importante se está dando día a día, con menor intensidad, pero con enormes consecuencias, en el Congreso.

No tengan dudas, desde Ciudadano Inteligente vamos a hacer todos los esfuerzos para que en los casos de corrupción podamos conocer la verdad y que los culpables paguen con penas justas. Pero, al mismo tiempo, estamos seguros que el mejor legado que nos puede dejar el ex senador Novoa y los otros implicados en estos casos es el empuje ciudadano necesario para lograr una legislación distinta y reglas de verdad.

En el fondo, una mejor democracia.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo