Caso Haeger: fiscalía dice que nunca bajó los brazos para aclarar el crimen

El fiscal Emilfork enfatizó que "la perseverancia ha sido la que nos ha permitido llegar a este nivel de esclarecimiento a esta altura del proceso".

Por aton chile

“La fiscalía nunca bajó los brazos para esclarecer la muerte de Viviana Haeger”, aseguró el fiscal regional de Los Lagos, Marcos Emilfork, por la investigación de cinco años que llevó a la detención del esposo de la víctima, Jaime Anguita Medel (58), y del sicario confeso José Pérez Mancilla (51).

Este viernes, ambos quedaron en prisión preventiva tras ser formalizados en el Juzgado de Garantía de Puerto Varas. Anguita, presunto autor intelectual del crimen, fue imputado por parricidio, mientras que a Pérez Mancilla se le formalizó por homicidio calificado.

El fiscal Emilfork enfatizó que “la perseverancia ha sido la que nos ha permitido llegar a este nivel de esclarecimiento a esta altura del proceso”.

Admitió que “es una investigación extremadamente compleja y los méritos, por cierto, son del equipo de la Fiscalía de Chile, encabezado en este caso por el fiscal Naín Lamas, y del equipo especial de la PDI que se conformó el año 2012 por solicitud mía a la Brigada de Homicidios de la PDI central de Santiago para poder avanzar en el esclarecimiento de estos hechos”.

Recordó que desde que asumió la jefatura de la Fiscalía Regional de Los Lagos, ha mantenido permanente contacto con la familia de Viviana Haeger, reafirmando el compromiso de la institución por las víctimas.

Por su parte, el fiscal de Puerto Varas a cargo del caso, Naín Lamas, expresó que “no podemos estar contentos, porque claramente todo esto parte de la muerte de una persona”.

Sin embargo, expresó que “a lo menos estamos satisfechos del trabajo que estamos haciendo, con haber perseverado en estos durante estos cinco años en la investigación y con el esfuerzo que brindó la Policía de Investigaciones, el equipo con dedicación exclusiva comandado por el subcomisario Carlos Albornoz de la Brigada de Homicidios de Osorno”.

Además, Lamas indicó que la formalización de los imputados “es sólo el principio, queda mucho por hacer”.

Respecto de la investigación, dijo que la declaración del imputado Pérez “viene a llenar algunos vacíos que existían y darle coherencia a información, pero claramente es un comienzo nuevo dentro de la investigación. Tenemos que hacer muchas diligencias y en ese orden de ideas es que se fijó este plazo de 8 meses de investigación”.

LOS ARGUMENTOS DE LA JUEZA

La audiencia de este viernes estuvo dirigida por la jueza Ximena Bertín, quien acogió todos los argumentos de la fiscalía y de la parte querellante para conceder las prisiones preventivas, esto es, por existir riesgo de fuga de los imputados y porque la libertad de ambos constituye un peligro para la seguridad de la sociedad. Además, la magistrada dio un plazo de investigación de 8 meses.

Asimismo, la jueza concedió plena validez a la confesión de Pérez Mancilla y dijo que había llenado vacíos y dado coherencia a los antecedentes acumulados en la causa. También aseguró que no notó animadversión de Pérez Mansilla hacia el coimputado. Luego señaló que la participación del carpintero en los hechos está acreditada no sólo por su confesión, sino que también por los otros antecedentes del caso.

Además, la jueza afirmó que los intentos de Anguita por negar una relación laboral con Pérez Mancilla no se condicen con las máximas de la lógica y la experiencia. También expresó que la participación de Anguita en el crimen está acreditada por la prueba testimonial y material presentada en la audiencia.

La jueza también señaló que los delitos imputados a Anguita y Pérez son de los más graves de la legislación penal chilena y que por lo mismo arriesgan largas penas de cárcel que deberán cumplir de manera efectiva, a pesar de que el primero tenga la atenuante de irreprochable conducta anterior y el segundo, de colaboración con la investigación. En ese sentido, afirmó que Anguita no colaboró con la fiscalía.

En cuanto a los motivos del crimen, cometido el 29 de junio de 2010, según la fiscalía serían pasionales, ya que la víctima había retomado una relación con un anterior amante. Anguita y Haeger vivían en la misma casa, pero dormían separados hace años. Anguita le habría ofrecido $5 millones a Pérez Mancilla para cometer el crimen, pero finalmente sólo le pagó $2 millones. 

PUB/NL

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo