Ventas de economía digital bordearán los US$40 millones este 2015

Por

Casi US$ 40 mil millones en 2015, un 11% por sobre lo registrado el año anterior. Eso generaría la Economía Digital en ventas este año de acuerdo a los cálculos de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS).

 

Desde la entidad indicaron que, tal como ocurre desde mediados de la década pasada, su principal componente transaccional está dado por el comercio electrónico, con ventas que superan los US$25 mil millones y que representan un crecimiento del 15%. Gran parte de estas ventas provienen de las transacciones B2B, entre empresas y entre éstas e instituciones públicas según reveló el Estudio de Economía Digital 2016 presentado por  el gremio.

Para el presidente de la Cámara de Comercio de Santiago, Peter Hill, “la Economía Digital ha tenido un claro impacto en el crecimiento, la productividad y el empleo. La digitalización es transversal a todas las actividades económicas, y si bien aún nos falta para poder compararnos con países más desarrollados, vemos que en todas las áreas hay avances significativos en los últimos años”.

En esa línea agregó subrayó que “Chile es una excelente plataforma para hacer negocios online dada su alta tasa de conectividad, su profundidad financiera y la digitalización de los medios de pago”, aunque sí reconoció que “un sector emergente como éste, de gran dinámica, presenta obviamente grandes desafíos. Entre ellos, la necesidad de atraer cada vez más consumidores, seguir mejorando la percepción de seguridad del canal en su sentido más amplio, mejorar los medios de pago, la cadena logística y subir -prácticamente- a todo el comercio, incluido el más pequeño, al poderoso flujo del comercio electrónico”.

 

 

Evolución de la economía digital

 

Desde fines de los años noventa, el Centro de la Economía Digital de la CCS ha presentado este estudio, donde el segmento de telecomunicaciones, que ha experimentado grandes transformaciones en su composición (desde telefonía fija hacia móvil, de comunicaciones de voz a tráfico de datos y servicios cloud), alcanzaría este año ventas cercanas a los US$8.300 millones en Chile; mientras que los ingresos por infraestructura, software y servicios superarían los US$5.700 millones.

Asimismo, según las estimaciones de la CCS sobre el tamaño de la Economía Digital, en 2004 el peso del sector dentro de las ventas totales en la economía alcanzaba a alrededor de un 4%. Diez años después esta participación avanza hacia el 5%, si bien las dificultades de medición de las múltiples nuevas actividades basadas en digital hacen pensar que su tamaño y relevancia es evidentemente mayor.

 

De esta manera, en los últimos años, la influencia de las tecnologías de información y comunicación  has sido un factor importante. Por ejemplo, en 2004 la telefonía móvil superaba por primera vez a la fija en penetración y el 2005 ya llegaba al 65% de la población.

Un proceso aún más rápido es el que ha experimentado la Internet móvil, que se aproxima al 60% de la población y que superará a la conectividad fija en el corto plazo.

Y así, otros trámites como la declaración de impuestos un nivel de  penetración que superó el 99,5% en 2015, y la masificación de la banca electrónica con el 100% de los que tienen cuentas corriente dan cuenta de ello.

A diferencia de los dos modelos anteriores, en los cuales el canal físico no aporta ningún valor (por el contrario, impone costos a los usuarios en términos de tiempo, desplazamientos, filas en caja, etc.), el comercio electrónico ha debido competir con el fuerte arraigo de los hábitos de compra al canal físico, que une la experiencia de consumo con la recreacional. Esto explica en parte las aparentemente bajas tasas de penetración de las compras online sobre las totales, que en Chile alcanzan al 3%. Si se mide como porcentaje de consumidores que realiza compras online, no obstante, esta penetración sube al 20 por ciento y escala al 30% como porcentaje de los usuarios de Internet.

El marketing digital es otra área que ha avanzado con velocidad en los últimos años. Su participación en el gasto publicitario aumentó desde apenas un 1 por ciento en 2005 a más del 13% en 2015. Más significativo aún es el hecho de que en la actualidad prácticamente no existen acciones de marketing que no consideren el canal digital. El arrollador avance de la conectividad móvil, además, garantiza un despliegue aún más agresivo del marketing digital en los próximos años.

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo