Columna de Ernesto Silva: Aire nuevo para Chile

Por ERNESTO SILVA

Seguramente, cuando usted escucha la palabra política, se siente asfixiado, posiblemente sienta enojo y un gran rechazo. De seguro siente lo mismo cuando escucha la palabra políticos, y posiblemente también sienta cansancio, desconfianza y hartazgo.

Y esto pasa no sólo por el deterioro que ha producido a toda la clase política el tema de financiamiento de campañas, sino también porque desde hace 25 años usted viene escuchando los mismos discursos, las mismas respuestas y viendo los mismos rostros.

Por eso, estoy seguro de que si en este momento le preguntaran: “Qué prefiere usted, ¿seguir con la política y con los políticos de siempre o dar por terminado un ciclo, de política y políticos para iniciar uno nuevo que cambie la forma de hacer política con nuevos líderes?”, su respuesta será que prefiere iniciar un nuevo ciclo y, ¿sabe qué? Yo estoy de acuerdo con usted, porque la política y los políticos no sólo se han olvidado que son elegidos por los ciudadanos, sino que se han olvidado de algo muy importante que es que al igual que ustedes, son ciudadanos. Por eso, es indispensable que todos le demos un nuevo aire a la política chilena, una especie de regeneración que nos permita ver hacia adelante y salir de este estado asfixiante, al que nos ha llevado la política y los políticos de siempre.

Es más, si analizamos las posibles candidaturas para el 2018, todas sin excepción, nos obligan a mirar hacia atrás. Todas se basan en lo que hicieron y no en lo que es necesario hacer, incluso Marco Enríquez–Ominami, quien se presentaba como un renovador, tiene los mismos vicios de los demás y construyó su imagen hablando en contra de la dictadura, pero no dudó en recibir financiamiento del yerno de Pinochet.

Un nuevo aire significa que demos por terminada una etapa e iniciemos una nueva en la que los políticos nunca más privilegien la ideología por sobre las necesidades ciudadanas. En la que los políticos cumplan cada uno de los compromisos asumidos sin improvisaciones. En la que usted no tenga duda alguna sobre la honestidad de sus dirigentes. En la que los jóvenes decidan ser parte activa y en la que todos juntos recuperemos los ideales de libertad, crecimiento, emprendimiento y futuro.

Hoy en nuestro país sopla un nuevo aire porque usted, sí, usted está diciendo basta de política vieja. Por eso mientras este gobierno nos quiere llevar hacia atrás, lo invito a aceptar el desafío por el futuro y  llevar adelante ese nuevo ciclo con ese nuevo aire que tanta falta nos hace.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo