Un gasto convertido en ayuda: comprando el Soap puedes colaborar con dos fundaciones

Por

 

Pablo Contreras Pérez

 

Es uno de los gastos ineludibles de marzo. Antes de pagar el permiso de circulación se debe comprar el Seguro Obligatorio de Accidentes Personales, o más conocido como Soap.

 

Como sabrá, la oferta en este ítem es variada y cruza desde las aseguradoras, pasando por bancos, hasta supermercados y multitiendas y como se trata de un solo seguro con una misma cobertura, la manera de tentar al automovilista es variada.

 

Pero si a usted no le interesa tanto recibir un regalo a cambio de la adquisición de este seguro, hay dos opciones que permiten entregar un beneficio a otros.

 

El primer caso es el de la Fundación las Rosas, que por primera vez lleva a cabo este proceso, y quienes se pusieron como meta vender más de 50 mil seguros. “Es una oportunidad súper accesible para que la gente pudiera comprar y pudieran colaborar”, destaca Claudia Castañeda, directora de Desarrollo de la organización.

 

Con valores de 6 mil pesos para vehículos y 35 mil para motocicletas, cuenta que la comisión de venta para Fundación Las Rosas, dependiendo del tipo de seguro, va desde los 500 hasta los 5.000 pesos, dineros que de cumplir la meta, serán utilizados para cubrir el costo del 8% del gasto de pañales anual.

 

Por otro lado, aclara que aquí no hay ninguna alianza con la corredora de la cual obtuvieron los seguros para vender, pero sí reconoce que “nos encantaría que el próximo año alguna empresa se nos acercara”.

 

La misma oportunidad vio la Fundación Villa Padre Hurtado, institución que también acoge a personas de la tercera edad en situación vulnerable, y que realizan la venta de Soap por segundo año consecutivo.

 

Su directora ejecutiva, la hermana Adelina Arroyo, cuenta que “el año pasado ya lo llevamos a cabo como una idea experimental” y que esta vez “no tienen una meta específica para vender”, pero sí hace hincapié que entre más se venda es mejor.

 

“Estamos mandando correos a gente conocemos” señala porque dice que estos recursos son muy importantes para “la gente que más lo necesita, como los adultos mayores”.

 

La religiosa detalla que los recursos que se obtengan están destinados a la compra de pañales, medicamentos que no entrega el servicio púbico y a alimentación.

 

Finalmente señala que la idea también es darse a conocer para que más gente colabore con la institución ubicada en Pedro Aguirre Cerda, la que tiene una trayectoria de 24 años y desde ya se plantean la opción de repetir la experiencia el próximo año.

 

 

Lo importante es cotizar

 

Pese a la innumerable oferta disponible para adquirir este seguro obligatorio, se trata de una póliza estándar, es decir, donde usted la compre va a obtener la misma cobertura.

 

¿Por qué la diversidad de valores entonces? “Las diferencias de precios se pueden deber a diferentes factores como por ejemplo el canal de venta que se utilice, o algún atributo de acuerdo a la estrategia comercial de cada compañía“, señala Marcelo Mosso, gerente de Proyectos de la Asociación de Aseguradores de Chile (Aach).

 

En ese sentido, el ejecutivo hace hincapié en lo competitivo de este mercado, en el que “hay más 17 compañías que comercializan este tipo de productos”.

 

Según la página de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), el costo de este seguro va desde los 4.900 a los 9.900 pesos para el caso de los vehículos y de 28.990 a 39.000 pesos en el caso de las motos.

 

Juan José Lizama Ovalle, gerente de Marketing Digital de ComparaOnline.com, añade que “si bien la cobertura del seguro es la misma en todos los casos, cada compañía termina ofreciendo un precio distinto según varios factores internos, como su composición de costos, estrategia de precios, beneficios adicionales, etc”.

 

De esto último, el ejecutivo señala por ejemplo que entre la oferta que ellos tienen hay dos compañías que ofrecen sorteos, una sortea 10 go pro y la otra un auto.

 

Lizama da cuenta también del aumento de la variedad de opciones que tienen los automovilistas, lo que se debe a que “es un producto que es muy simple de vender y tiene un volumen muy alto, dado que es obligatorio para sacar el permiso de circulación. Esto ha hecho que ingresen cada vez más participantes”.

 

Y junto con la variedad, ha evolucionado la manera de comprarlo. Según la Aach, en 2015 el 60% de estos seguros se contrató por Internet, lo que equivaldría a más de dos millones y medio de pólizas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo