Dónde viven quienes llegan de regiones a estudiar a Santiago

Por

 

Pablo Contreras Pérez

 

Marzo ya está a la vuelta de la esquina y muchos jóvenes comienzan una nueva etapa al ingresar a la educación superior, algunos de los cuales provienen de regiones y deben trasladarse a Santiago a vivir.

 

Es aquí cuando surge la disyuntiva de dónde vivir. Algunos tendrán la opción de alojarse en casa de familiares, pero otros tantos deben buscar alguna alternativa.

 

De acuerdo a los datos que manejan en Fuenzalida Propiedades, entre el fin del verano y mediados de marzo, la demanda por arriendo de departamentos crece un 25%, en especial, en las zonas con mayor oferta, mejores precios y facilidades de desplazamiento como los barrios de República, Los Héroes-Toesca y Moneda Poniente.

 

De acuerdo al perfil que manejan en esta corredora, lo más frecuente es que sean dos o más estudiantes los que arriendan un tipo de vivienda en particular. “Escogen departamentos tipo ‘mariposa’, esto significa que cuentan con espacios equitativos e independientes con dos habitaciones en suite, donde el living y la cocina americana está al medio de ambos espacios”, explica Carlos Garfias, gerente de la sucursal de Santiago Centro de Fuenzalida Propiedades.

 

Eso sí, el ejecutivo añade que estas características son difíciles de encontrar, precisamente porque son los favoritos, “aunque resulten más caros”.

 

Asimismo, resalta que hay una alta disponibilidad de este tipo de propiedades, gracias a quienes optaron por invertir en el mercado inmobiliario. “Algunos inversionistas buscan este tipo de departamentos, con el fin específico de arrendar a estudiantes, atraídos por la mayor rentabilidad que entrega en el mediano plazo”, detalla Garfias.

 

En tanto, el gerente de esta corredora explica que en este caso “todas las propiedades para este tipo de residentes son arrendadas por sus padres o apoderados, quienes cumplen con los requisitos y pueden rendir las garantías necesarias”.

 

 

La opción de compartir departamento

 

Si eres de los que no tiene la capacidad económica para arrendar solo y no tienes con quien hacerlo, está la opción de llegar a Santiago y buscar con quien vivir y repartir gastos.

 

Esta es la opción que plantea la plataforma Dada Room, en donde los jóvenes profesionales y estudiantes pueden encontrar roommates afines para compartir departamento, y así ahorrar sobre los gastos de vivienda.

 

“La vivienda ideal de un estudiante recién llegado a Santiago debe estar a menos de 5 minutos de una estación de metro (muchos no cuentan con auto), a menos de 15 minutos de la universidad y del “carrete” (Providencia, Bellavista), y esto sin sacrificar más del 50% de su presupuesto en el arriendo”, señala Antoine Pérouze, CEO de Dada Room, quien añade que esto explica que muchos se inclinen por esta opción.

 

Asimismo, Pérouze da cuenta de otro aspecto que atañe a los jóvenes que vienen de regiones y qué es lo que buscan. “En el caso de estudiantes recién llegado a Santiago, este aspecto es especialmente importante: al compartir con santiaguinos o estudiantes de otras partes, les es mucho más fácil adaptarse a la ciudad”.

 

Para el financiamiento, el CEO de Dada Room sostiene que los jóvenes reciben la ayuda de sus padres para los gastos básicos, “pero que son los mismos estudiantes que financian sus extras (salidas, viajes,…) con trabajos de medio-tiempo, misiones puntuales, o prácticas pagadas en empresas”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo