Cómo ahorrar bencina este fin de Semana Santo

Para que regrese de su fin de semana largo ahorrando bencina, Servicio Automotriz León le entrega algunos consejos para tenerlos en consideración.

Por

Cada vez que hay un fin de semana largo, comienza el gran éxodo de automovilistas de distintos puntos del país, quienes aprovechan de escaparse de la rutina. El presupuesto se eleva en estas fechas, ya que el gasto habitual del viaje, se suma que el litro de bencina está por las nubes. Por lo mismo, si el domingo quiere regresar a su casa, ahorrando lo más posible en este en este punto, ponga ojo a estos consejos que entrega Nicolás Aguayo, safety manager de Servicio Automotriz León (www.leon.cl).

1. AUTO EN BUEN ESTADO

Antes de emprende regreso, revise que los neumáticos estén con la presión indicada por el fabricante del vehículo, ya que esto permite que exista menos roce con el camino, por ende, hay menos gasto de bencina.

2. VELOCIDAD CONSTANTE

El acelerar y frenar constantemente provoca un mayor incremento en el gastos de combustible, ya que al acelerar repentinamente, el inyector de gasolina introduce un gran chorro de ésta en el carburador, lo que es innecesario. Además, esta técnica no sólo te ayudará a gastar menos bencina, sino también a no gastar las pastillas de freno. El uso de parrillas externas como las que van sobre el techo, aumenta la fricción con el aire, lo que provoca un mayor esfuerzo, traduciéndose en un gran incremento en el gasto de combustible. Evita siempre llevar equipaje o carga sobre el techo, a no ser que sea completamente necesario.

3. AUTO SOBRECARGADO

El equipaje en exceso no sólo aumenta el gasto de combustible cuando va fuera del auto, sino que dentro también. Si el auto va sobrecargado, o sea, con un exceso de equipaje o carga dentro del mismo, aumentará su peso, lo que provocará que el motor deba exigirse aún más, aumentando considerablemente el consumo. Averigua cuánto peso es recomendable cargar en tu vehículo y procura no sobrepasar la cantidad de kilos indicados en el manual.

4. AIRE ACONDICIONADO

El aire acondicionado de los vehículos funciona con un motor aparte potenciado con el motor del vehículo, por lo que, al estar funcionando el aire, el motor principal se esfuerza aún más, incrementándose el consumo de combustible. Intenta refrescar el vehículo estacionándolo a la sombra o con el ventilador encendido, pero sin aire acondicionado.

5. ESTACIONAR BAJO LA SOMBRA

Aunque suena algo exagerado, estacionarse bajo el sol directo puede causar la evaporación del combustible dentro del estanque, ya que la temperatura del interior aumenta considerablemente. Esto causa una disminución de la bencina incluso cuando el vehículo está apagado.

Ir con las ventanas del auto abiertas, sobre todo a grandes velocidades, provoca una especia de turbulencia dentro del vehículo, lo que genera un mayor esfuerzo del motor por mantener la velocidad. Si hace mucho calor, abre las ventanas, pero no Llevar un carro de arrastre provoca un incremento en el consumo por dos motivos: mayor peso y mayor fricción. Por una parte, aumenta el peso del vehículo, lo que provoca un mayor esfuerzo del motor y, por otro, aumenta la fricción con el viento, ya que generalmente los carros de arrastre no presentan una aerodinámica adecuada para evitar el empuje del viento.

6. BENCINA RECOMENDADA POR EL FABRICANTE

No siempre la gasolina más barata es la que te ayudará a disminuir el consumo. Si bien es cierto que el ahorro es considerable a la hora de llenar el estanque, si el tipo de combustible usado no corresponde a las especificaciones del fabricante, provocará un mal funcionamiento en el motor, traduciéndose en un gasto innecesario. Consulta con el manual del propietario para ver qué tipo de combustible es recomendable para tu auto.

7. NO SOBREREVOLUCIONAR EL MOTOR

Las denominadas revoluciones de un motor indican la frecuencia de rotación de los pistones al hacer la combustión. Por cada vuelta de éstos, ingresa gasolina al carburador, por lo que si el auto se sobre revoluciona, estarás gastando bencina de manera innecesaria. Intenta pasar los cambios entre 2.000 y 3.000 revoluciones por minuto, máximo 3.500.

8. PREFERIR AUTOPISTAS

Como se mencionada más arriba, el acelerar y frenar constantemente provoca un gran aumento en el consumo de combustible. En la ciudad, esto ocurre regularmente por los semáforos y los tacos, por lo que es preferible usar siempre las autopistas, ya que, a pesar de ir a una mayor velocidad, la relación distancia/consumo es mayor.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo