Los detalles a tener en cuenta al sacar el permiso de circulación

A tres días del término del período de la renovación del permiso de circulación hay un montón de dudas de aquellos que aun ni siquiera han obtenido su revisión técnica.

Por

No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague, y por esta razón muchos chilenos aún están complicados para sacar su permiso de circulación debido a que no cuentan con los requisitos obligatorios para realizar el trámite.

Cristóbal De Solminihac, socio fundador de www.autofact.cl, plataforma que recopila información de autos usados para una compra segura, señala que “los conductores de automóviles aún están a tiempo de realizar el pago de sus multas anotadas hasta el 30 de noviembre del 2015”. Y agrega que “lo mejor para evitar sorpresas y pasar la revisión técnica de inmediato es presentarse con el auto en perfectas condiciones, previa revisión de la dirección, luces, frenos, entre otros”.

Para no perder tiempo en interminables filas y salir con la revisión rechazada, es recomendable llevar el vehículo a un especialista para chequear que todo esté en orden y en regla. Para verificar paso a paso en lo que hay que fijarse, puede ingresar a http://www.autofact.cl/comunidad/como-pasar-revision-tecnica, donde encontrará los aspectos fundamentales que tiene que cumplir el auto.

Por otra parte, si el auto tiene multas de tránsito, éstas pueden ser pagadas en cualquier municipalidad, y no necesariamente donde se cometió la infracción, o bien se puede regularizar por Internet.

Actualmente, las multas más comunes asociadas a la patente de un vehículo son por circulación en autopistas concesionadas sin pase diario o dispositivo TAG habilitado, circulación en vías exclusivas y partes empadronados, información que puede revisar en detalle en http://www.autofact.cl/multas-vehiculo/multas-impagas

Lo que debe chequear antes de llevar el auto a una planta de revisión técnica:

La dirección: realizar alineación.
Los frenos: revisar desgaste de pastillas y discos.
– Las luces: deben estar todas en funcionamiento y bien calibradas.
– Los neumáticos y las llantas: cambiarlos si están gastados en los bordes o si los dibujos no superan los dos milímetros de profundidad.
– La suspensión: Si el vehículo se balancea al conducir, realizar ajuste del balanceo y suspensión.
– El chasis: revisar que no tenga desperfectos.
– El escape, la emisión de gases y uso de la gasolina.
– Los vidrios y parabrisas: no deben estar rotos o presentar rajaduras.
– Los asientos, las puertas y la ventilación
– Los espejos, la bocina, los limpiaparabrisas: deben estar en perfecto estado y funcionar adecuadamente.
– Los elementos de seguridad: revisar buen estado de los cinturones y que estén visibles.
El panel de instrumentos: instrumentos del tablero tienen que funcionar correctamente.
– Las fugas: revisar si hay fuga de fluidos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo