Marcha contra Keiko Fujimori en el aniversario del autogolpe de Estado de su padre

Por AFP
Marcha contra Keiko Fujimori en el aniversario del autogolpe de Estado de su padre

La campaña presidencial en Perú tendrá este martes un ingrediente adicional: una marcha en contra de la candidata Keiko Fujimori, favorita para ganar las elecciones del 10 de abril, convocada el mismo día en que se cumplen 24 años del autogolpe de Estado que dio su padre, el expresidente Alberto Fujimori.

Los organizadores de la manifestación son una serie de colectivos identificados con el nombre de No a Keiko que a través de las redes sociales han llamado a los votantes a marchar desde la céntrica plaza San Martín de Lima para recorrer sus calles aupados bajo el lema “¡Keiko no va!”.

Los organizadores estiman que reunirán al menos a 20.000 manifestantes en la noche del martes, en lo que paradójicamente podría ser una de las mayores concentraciones realizadas durante la campaña electoral iniciada en enero.

“Llamamos a la gente a sumarse de manera pacífica a la marcha y venir con las manos pintadas de blanco” en rechazo a la corrupción, dijo Carlos Salazar, representante de los diversos colectivos organizadores.

Las convocatorias para la marcha abundan en las redes Facebook y Twitter, enfatizando el retroceso que, según los convocantes, implicaría para la democracia peruana elegir como presidenta a la hija de Alberto Fujimori, que gobernó entre 1990 y 2000, y es el primer presidente peruano condenado por corrupción y crímenes de lesa humanidad en cerca de un siglo.

– Humala, a favor –

La manifestación cuenta con el respaldo del presidente Ollanta Humala, un comandante retirado del ejército quien en el año 2000 encabezó un levantamiento contra Fujimori con un puñado de soldados exigiendo su renuncia. “Me da satisfacción ver que miles de jóvenes saldrán a marchar contra la dictadura y a favor de la democracia”, dijo Humala en la noche del lunes en una entrevista concedida a Latina TV.

“Esto es parte de la memoria del país. Un pueblo que olvida su historia está condenada a repetirla”, agrego el mandatario, quien deja el poder el 28 de julio con baja popularidad y sin que su agrupación, el Partido Nacionalista, presente candidato para sucederlo.

Pese al respaldo del presidente, Jorge Bracamonte, secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, una de las organizaciones convocantes junto a sindicatos y ONG, aseguro que la marcha “es una convocatoria política, sin identidad partidaria”.

La Defensoría del Pueblo exhortó el lunes a los manifestantes a no incurrir en actos de violencia y expresarse de manera pacífica.

“Tienen todo el derecho de reunirse, pedimos tolerancia y evitar la violencia. Hemos pedido a nuestros militantes abstenerse a ceder a cualquier provocación”, dijo por su parte Keiko Fujimori.

La hija de Alberto Fujimori puede convertirse a los 40 años en la primera mujer en ser elegida presidente de Perú si consigue más del 50% de los votos el 10 de abril. Una segunda vuelta está prevista pára el 5 de junio.

El 5 de abril de 1992, el entonces presidente Fujimroi disolvió el Congreso opositor y asumió plenos poderes hasta que se reeligió en julio de 1995 para un segundo período. El pretexto fue la lucha contra el terrorismo y las guerrillas del maoísta Sendero Luminoso y el guevarista MRTA. Volvió a elegirse en el 2000, pero debió renunciar meses después desde el extranjero, en medio de un escándalo de corrupción que involucró la compra de votos de parlamentarios y de líneas editoriales de algunos medios.

En una declaración destinada a atenuar el impacto negativo de la marcha, Keiko Fujimori marcó distancia de su padre al final de un debate presidencial el domingo y aseguró que nunca dará un golpe de Estado como él. “Me comprometo a respetar la no reelección presidencial establecida en nuestra Constitución Política. Finalmente, nunca más un 5 de abril” de 1992, dijo.

 

PUB/IAM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo