Uber y Cabify: el efecto positivo que han logrado en la polémica con taxistas

Por

 

 

Pablo Contreras Pérez

 

Una encuesta de Plaza Pública Cadem reveló ayer que el 57% de las personas está de acuerdo con que Uber y Cabify compitan con los taxis convencionales y el 61% pidió que el Ministerio de Transporte las regule. Asimismo, el 44% dijo conocer el primero y 16% sabe del segundo.

 

Eso son solo algunos datos que muestran una primera radiografía tras una polémica semana en que taxis, Gobierno y estas aplicaciones se enfrentaron, situación que llegó a Chile, tras generarse conflictos similares en ciudades como Madrid, Nueva York, París, Río de Janeiro o Buenos Aires.

 

Pero todo este conflicto quizás provocó un efecto contrario al buscado por los conductores de los vehículos negros de techo amarillo. Por un asunto de cercanía o desconfianza con la tecnología, muchos no conocían ninguna de estas dos app… hasta ahora.

 

Entonces ¿esta polémica fue publicidad gratuita para Uber y Cabify? ¿Pueden rentabilizar esto de manera positiva?

 

“Una marca de nicho en Chile, reconocida por un segmento restringido de la población es hoy conocida y reconocida por distintos stakeholders (públicos objetivos). Incluso en la dimensión política ha obligado a la autoridad a repensar la legislación que regula el traslado de pasajeros”, sumado a la compleja situación en la que han quedado los taxistas, se configura “el sueño de cualquier comunicador”, sentencia Cristián Leporati, director de la Escuela de Publicidad de la Universidad Diego Portales (UDP).

 

En esa línea, Jovani Apablaza, profesor de Marketing Estratégico del Magister de Alta Dirección y Gestión de Universidad San Sebastián (USS) resalta que “la polémica puede provocar un aumento en el uso, a modo de prueba” y pese a que estima que el efecto puede ser momentáneo, afirma que “el reconocimiento se prolongará”.

 

Asimismo, Leporati asegura que Uber ha sabido aprovechar un conflicto, creado artificialmente según dice, para posicionarse como una empresa “milenio”, “que entiende a los usuarios y las nuevas tecnologías de la información”.

 

 

Perjudicial para los taxistas

 

El viernes pasado los taxistas salieron a protestar contra estas aplicaciones, bloqueando el tránsito y derivando en incidentes con Carabineros.

 

Muchos de los usuarios de estas apps dicen que las han preferido acusando un mal servicio entregado por este medio de transporte convencional, por lo que los especialistas estiman que este conflicto no les ha ayudado, al contrario.

 

Para el académico de la UDP, esta polémica “ha dejado a la competencia, los taxis, como prepotentes y con un servicio de irregular calidad”.

 

En tanto Apablaza apunta a que aunque la postura de los taxistas es legítima, “la forma de expresar su desacuerdo ha parecido excesiva”, provocando en definitiva “un efecto adverso a su objetivo, y por el contrario generando empatía hacia Uber y Cabify”.

 

Finalmente, Leporati puntualiza que ha quedado en evidencia que en el mercado de los taxis habían demandas y necesidades insatisfechas, “sino no se podría explicar el éxito mediático de Uber al igual que la cantidad de defensores que han surgido desde sus propios usuarios”.

 

 

Cifra: 400% ha aumentado el número de descargas de la app Cabify en el último mes y 300% el número de conductores que se han inscrito.

 

Cifra: 160 mil personas has descargado Uber desde que llegó a Chile en 2014 y tiene 11 mil conductores activos. En la actualidad se encuentra en 400 ciudades, en más de 60 países.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo