50 años del Toyota Corolla

Metro pudo conocer la edición de aniversario del modelo en un evento exclusivo de Toyota en Manhattan

Por

En 1966, en Estados Unidos se levantaban manifestaciones en repudio al racismo; Walt Disney
moría de cáncer de pulmón, y la modelo Cindy Crawford llegaba al mundo. En Japón también había otro nacimiento. Se trataba del lanzamiento del primer Toyota Corolla, que en 1997 se convertiría en el carro más vendido a nivel mundial.

Varios bombazos en el mundo, diversas reivindicaciones de derechos humanos y un incremento vertiginoso de la Internet y las redes sociales han acompañado a este sedán durante sus cincuenta años de historia. Durante todo este tiempo, el Corolla —que suma más de 40 millones de unidades vendidas en sus 50 años— ha pasado por diez generaciones en las que su carrocería se ha ido delineando conforme a las nuevas tendencias de diseño automotriz.

Pero todo comenzó un octubre en Tokio, cuando la primera generación del Corolla fue fabricada en un sedán de dos puertas y un motor modesto de 1.0 litros que entregaba entre 50 y 60 caballos de fuerza (hp, por sus siglas en inglés). Según historiadores del Corolla, posteriormente este motor fue actualizado a un L4 con ocho válvulas con carburador. Sin embargo, este corazón se mantuvo entregando 60 hp. Hoy esa potencia parecería limitada. No obstante, en 1968, cuando el carro finalmente tocó las costas de Estados Unidos, de inmediato se fue convirtiendo en una amenaza para las marcas domésticas.

Tanta fue la acogida que, entre 1970 y 1974, la marca japonesa no escatimó en lanzar una segunda generación del carro. Ya con los movimientos hippies de fondo, el auto incorporó por primera vez una transmisión automática y un nuevo propulsor con 1.2 litros que aumentó el caballaje a 73 hp. En 1971 llegó el motor 1.6 litros con 102 caballos, que expertos apuntan como uno muy evolucionado, pero que se ha mantenido en la actualidad. 

Llegan más modelos 

En 1978, en 49 periódicos de Estados Unidos se publica la primera historieta de Garfield. Ese año también fue significativo para el Corolla, pues nacía su tercera generación. En ese entonces, el vehículo tenía hasta cinco variantes disponibles: una coupé, sedán de cuatro puertas y de dos puertas, el station wagon y el SR5. 

Dos generaciones más se produjeron en la década de 1980. El mundo veía una estabilidad económica significativa y los excesos se empezaban a ver en la moda, la música y las drogas. En 1982, la cuarta generación presenta un chasis más amigable, sencillo de conducir y, sobre todo, más divertido en su exterior. 

Sin embargo, el cambio más trascendental llegó en 1985. En ese entonces se empezaba a hablar del surgimiento del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y los movimientos gays iban tomando adeptos en diversas partes del mundo. Con ese telón, Toyota presenta el GT-S, un Corolla que sirvió como plataforma mecánica para el nacimiento del mítico Toyota MR2 en 1985. De acuerdo con la revista Motor Full, “esta quinta generación abarca los años comprendidos entre 1983 y 1986, y, pese a que se convirtió en el primer Toyota Corolla en tener tracción delantera, supuso el cambio total de mentalidad, porque a partir de este momento todos los Corolla tendrán tracción delantera”.

Efectos de la globalización

A partir de 1988, la sexta generación del Toyota ve la luz con la incorporación de una versión más sofisticada de la station wagon. Ya para la entrada de 1990 y con el Muro de Berlín abajo, Toyota comienza a fabricar la sexta generación del sedán fuera de Japón. Gracias a la globalización, la empresa establece su primera filial en California, Estados Unidos. En ese año, el fabricante incorpora
la inyección de combustible, lo que hace a su motor el más potente de todos.

Para la séptima versión del Corolla, la marca nipona se adentró más en el segmento subcompacto. La fabricación de este auto fue entre 1993 y 1997. Ese último año la princesa Diana de Gales moría en París luego de un accidente automovilístico junto a su presunto amante Dodi Al Fayed. En esa edición del Corolla, el cambio más importante fue la llegada de un nuevo motor de 1.8 litros DOHC, que conseguía desarrollar 115 hp y contaba con una caja de cambios manual de cinco relaciones y las clásicas cajas automáticas con tres o 4 cuatro velocidades. Ese año, el Corolla cumplió uno de sus primeros hitos de ventas al convertirse en el auto más vendido del mundo, dejando atrás al Volkswagen Beetle (Escarabajo), con ventas acumuladas de 22.65 millones de unidades.

El nuevo milenio

En 1998, las puertas del nuevo milenio estaban a la vuelta de la esquina. Y ese año Toyota se encarga de regalarle a la industria la octava generación. 

Sin embargo, fue en el año 2000, cuando se esperaba la llegada del Y2K y la desaparición de todos los datos que se almacenaban en las computadoras, que Corolla incorpora en su novena generación el VVT-I, que incluye un motor de 1.8 litros que ayudó a que la potencia del sedán aumentara hasta los 125 hp. 

Ya para el 2003 el mundo andaba en tensión. Aún se sentían latentes los efectos de los atentados al World Trade Center en Nueva York el 11 de septiembre de 2001 y la invasión en Oriente Medio empezaba a tambalear la economía de Estados Unidos. En ese marco llega la novena edición del Corolla, esta vez buscando atraer a conductores más jóvenes, previo a que la empresa lanzara su marca filial Scion. Esta edición se fabricó hasta 2008 y año tras año registraba cambios menores. No osbtante, en 2005 el lanzamiento de la versión XRS eleva la motorización del sedán a 2.4 litros y una producción de 170 hp. Para 2007, el XRS fue descontinuado junto con la versión LE, que contaba con asientos en piel. 

A partir de 2009, y con una economía mundial en recesión, el Toyota Corolla llega con su décima generación que se ha producido con diversas modificaciones hasta el presente. Estas versiones han incorporado propulsores híbridos, un rediseño casi total de su carrocería frontal en varios modelos y la incorporación de un motor de 2.4 litros.

¿Y el futuro?

Cincuenta años pasaron volando para el Corolla y, aunque este se mantiene en su décima versión, este año la marca lanzó una edición de aniversario de producción limitada. Según se explicó, solo se fabricarán ocho mil unidades, de las que 300 llegarán a Puerto Rico. Para esta versión, el auto luce una estética más deportiva, con aros negros de 17 pulgadas y tres colores exclusivos: black cherry, blizzard pearl y classic silver.

Fuente: Metro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo