Los autos que más aportan al medio ambiente

Vivimos en la era de las revoluciones y cambios. Hace 20 años los autos solares, eléctricos o híbridos recién asomaban como una innovación de un mundo con un futuro muy lejano y que solo traía consigo ahorro de combustible. Hoy en día estas tecnologías son una realidad y no solo permiten que su dueño vea aliviado su bolsillo, sino que va mucho más allá. Un auto con tecnología sustentable significa que ves disminuido el impacto de tu vida con el medioambiente.

Por

Entre los tipos de autos que aportan al medio ambiente reduciendo el daño que estos generan se encuentran los autos eléctricos, los solares, los híbridos y los de hidrógeno, estos últimos destacando como los de tecnología más innovadora. En Chile este tipo de tecnologías va en aumento. Cada vez son más las marcas que ofrecen en sus showroom modelos de propulsiones sustentables y no por eso dejando de lado el confort, seguridad y en muchos casos altas prestaciones.

Autos eléctricos

Son aquellos vehículos impulsados por uno o más motores alimentados por la corriente, que transforman esa energía eléctrica en energía mecánica que se traspasa a las ruedas del auto. La energía es almacenada en baterías ubicadas en alguna parte del vehículo y se cargan por medio de un enchufe al igual que un computador o un celular.

La recarga de las baterías de este tipo de autos se puede realizar directamente a la corriente o en estaciones de carga especializadas, como ocurre con las bencineras. Normalmente la carga de una de estas baterías oscila entre 3 y 10 horas, existiendo modos de carga rápida en muchos modelos, ideales para trayectos cortos.

Un ejemplo es el Renault Fluence ZE, es un sedán familiar eléctrico que no emite gases contaminantes, carga su batería completa en 9 horas (lenta) y 30 minutos para la carga rápida, lo que le permite recorrer hasta 140 kilómetros. El Fluence ZE, que se comercializa en Chile desde el 2015 posee un motor de 70 kw de potencia y 95 CV que le permiten lograr una velocidad máxima de 135 km/h y un 0 a 100 km/h en 13,7 segundos.

El modelo francés cuenta además con un completo equipamiento de seguridad para todos sus pasajeros, computador a bordo con indicadores de autonomía, pre-climatización y consumo eléctrico (kWh), así como sistema de navegación inteligente con ubicación de puntos de recarga públicos.

Otros ejemplos de autos eléctricos son el BMW i3, un compacto alemán de 3 puertas, el japonés Nissan Leaf que acaba de cumplir 5 años de vida y el americano recientemente lanzado por Chevrolet, el Bolt.

Autos híbridos
Los autos híbridos son el tipo de auto sustentable más popular en todo el mundo. Es una tecnología que nació hace unos 20 años, cuando la marca japonesa Toyota presentó al mundo su modelo Prius, un impulsor de la tecnología híbrida en vehículos de cuatro ruedas. Un auto híbrido es aquel que combina un motor de combustión (gasolina o diésel) con un motor eléctrico.

Para mover un auto de este tipo, el usuario debe cargar las baterías del auto a la corriente de la misma forma que un auto eléctrico y cargar el tanque de combustible. En un principio el motor eléctrico de un auto híbrido era principalmente para circular por ciudad a baja velocidad o por trayectos cortos y el motor a gasolina o diésel era usado para velocidades mayores o para circular en carreteras (además de que las baterías tenían poca autonomía). Hoy en día esto ha ido cambiando y un auto híbrido puede moverse con el motor eléctrico a mayores velocidades, por distancias más largas y conseguir mejores prestaciones sin utilizar combustible.
Entre los modelos de grandes prestaciones que se pueden encontrar en el mercado con tecnología híbrida está el BMW i8, un deportivo de 2+2 asientos impulsado por un motor eléctrico que proporciona una autonomía de 35 kilómetros solo con motor eléctrico y una velocidad máxima de 120 km/h con ese motor. Mezclando su motor bencinero de 1.500 cc de 231 CV de potencia y 320 Nm de torque suma una potencia de 362 CV y un torque de 570 Nm, que le permiten acelerar de 0-100 km/h en 4,4 segundos y conseguir un consumo de combustible de hasta 47 kilómetros por litro.
Hoy el abanico de modelos híbridos es grande, hay de todos los segmentos y precios. Desde un sedán clásico como el Toyota Prius, pasando por un SUV mediano como el Mitsubishi Outlander Phev y un SUV de lujo con prestaciones deportivas como el Porsche Cayenne Hybrid.

Autos de hidrógeno

Es una de las últimas innovaciones de los fabricantes automotrices en búsqueda de cuidar la tierra en la que vivimos. Los autos de hidrógeno son aquellos impulsados por un motor eléctrico que se abastece de la mezcla producida por el hidrógeno y el oxígeno, que funciona como combustible para cargar las pilas que ponen en marcha al motor. La electricidad que ocurre de la reacción producida cuando las moléculas de hidrógeno y oxígeno se combinan hacen que el auto se mueva. El hidrógeno se almacena a alta presión, de hasta 10.000 psi, en tanques y como ventaja frente a los autos eléctricos es que los tanques de hidrógeno se pueden llenar más rápidamente que una batería eléctrica, además de que permiten un mayor almacenamiento que repercute en una mayor autonomía.

Cuando se produce la reacción eléctrica que permite mover al auto y lo único que se libera es agua, la que no tiene ningún impacto negativo para el ecosistema. Actualmente es una tecnología que sigue en desarrollo pero marcas como Honda y Volkswagen también trabajan en sus vehículos de hidrógeno.

El Toyota Mirai es un auto que se mueve por un motor de hidrógeno. La marca nipona trabajó durante los últimos 20 años para crear este vehículo, un sedán de 4,88 metros de largo para cuatro ocupantes y basado en el prototipo FCV. Es capaz de generar 155 CV de potencia y con los tanques de hidrógeno llenos puede recorrer hasta 500 kilómetros, tanques que demoran solo 3 minutos en llenarse.

Las prestaciones que logra este Mirai son similares a un motor de un sedán de 1.6 litros. Alcanza una velocidad máxima de 178 km/h y logra el 0-100 en 9,6 segundos. En su apartado de confort un auto como este cuenta con programador de velocidad activo, airbag de rodilla, alerta de ángulo muerto en retrovisores, advertencia de cambio de carril involuntario, sensor y cámara de retroceso.

Toyota nos quiere decir mucho con este Mirai, que en japonés significa futuro. El desafío es grande, las estaciones proveedoras de hidrógeno son pocas y principalmente hay solo en Japón, países europeos y en Estados Unidos, lo que hace complicado que estos autos se muevan por ciertas regiones. Además el costo de un auto como el Mirai puede alcanzar cerca de los 60 mil dólares, unos 40 millones de pesos, un precio sin duda muy alto si consideramos que por eso precio un deportivo de lujo puede ser más llamativo. Esto no hace más que reafirmar el compromiso que todos tenemos con ser conscientes del cuidado que le debemos a la tierra. Aún falta mucho para que estas tecnologías estén más accesibles, pero sin duda que autos como estos, que son los del futuro aportan a uno de los tantos cuidados que nos corresponde a todos hacerle a la tierra.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo