Las Condes, Vitacura y Providencia: las comunas con mejor calidad de vida

Por

Poco más de 4,6 millones de personas viven en comunas que se ubican en el rango inferior de calidad de vida urbana, mientras que 3,5 millones residen en comunas ubicadas en el rango superior del Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU), según el Núcleo de Estudios Metropolitanos de Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Pontificia Universidad Católica (PUC) y la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).

 

Este año, las diez comunas mejor evaluadas fueron Las Condes, Vitacura, Providencia, Punta Arenas, Puerto Varas, Ñuñoa, Lo Barnechea, Viña del Mar, Castro y Valdivia.

 

Cabe destacar que por primera vez, desde que se elabora el ICVU, se registra la misma cantidad de comunas de regiones y del Área Metropolitana de Santiago (AMS) en el top ten de calidad de vida urbana, y que, en forma inédita, la comuna de La Reina no quedó ubicada dentro de este grupo.

 

En contraste, de los 4,6 millones de personas que viven en comunas ubicadas en el rango inferior de calidad de vida urbana, el AMS concentra el mayor número: más de 3 millones que residen en 20 comunas, 9 de las cuales están este 2016 entre las 10 últimas del Índice.

 

Al analizar el AMS de acuerdo a las distintas dimensiones que considera el ICVU, es posible constatar que la dimensión Movilidad y Conectividad es la más deficitaria, lo que en la práctica afecta a más de 4,5 millones de personas. Le siguen las dimensiones Condiciones Socioculturales y Vivienda y Entorno. Esta última impacta negativamente a 3 millones de personas.

 

Aumenta brecha de calidad de vida urbana

 

Arturo Orellana, coordinar del equipo de trabajo de la PUC, sostiene que la alta presencia de comunas del Área Metropolitana de Santiago entre los últimos lugares del ICVU “es un primer síntoma de un aumento de la brecha de desigualdad en calidad de vida urbana en la principal metrópolis del país. Un segundo síntoma es que al comparar las 10 ciudades metropolitanas que considera el estudio, el Gran Santiago se localiza en el octavo lugar”.   

 

 Al respecto, Fernando Herrera, presidente de la Comisión de Urbanismo de la Cámara Chilena de la Construcción, explica que “el ICVU busca precisamente evitar que aumente la desigualdad de calidad de vida urbana. Más que un ranking, su mayor aporte es que permite identificar con claridad cuáles son los aspectos deficitarios de las comunas y, por ende, dónde hay que concentrar los esfuerzos público-privados para revertirlos”.

 

Calidad de vida y presupuesto comunal

 

La disminución de brechas, en todo caso, no pasa sólo por una mayor disponibilidad de recursos. De hecho, una novedad del ICVU 2016 es que relaciona el desempeño de las comunas en términos de calidad de vida con su respectivo presupuesto municipal per cápita.

 

“Al menos preliminarmente, no se observa una correlación positiva tan directa entre ambas variables. Es decir, un mayor presupuesto no significa necesariamente mejor calidad de vida urbana. Para que ello ocurra deben converger otros factores. Planificación y gestión municipal juegan un rol clave”, argumenta Orellana.

 

Un ejemplo de ello es que la calidad de vida urbana en Chiguayante –comuna de la Octava Región y con el menor presupuesto municipal per cápita de todas las comunas analizadas– se ubica en el rango superior.  

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo