Actividad de la construcción crece 4,3% en marzo

Por

 

El Índice Mensual de la Actividad de la Construcción (Imacon) registró un incremento de 4,3% en marzo en comparación con igual mes del año pasado, informó este miércoles la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).

 

La cifra en todo caso, representa una caída de más de un punto porcentual respecto de la variación anual exhibida por este indicador en febrero pasado (5,4%). De hecho, la mayoría de los subcomponentes del indicador decrecieron, lo que se tradujo en que el indicador registró una caída de 0,4% en marzo respecto de febrero.

 

Al respecto, la subgerente de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Marcela Ruiz-Tagle, explica que “el comportamiento observado durante marzo permite advertir un cambio estructural en su dinamismo, registrándose tasas de crecimiento moderadas respecto de la evolución histórica del sector (en torno al 5% anual), situación que coincide con el período de menor precio del cobre a nivel internacional y al impacto que esto ha tenido en el ciclo de inversiones mineras”.

 

Asimismo, el informe da cuenta de qu el efecto positivo de la actividad inmobiliaria observado desde el 2015 sería transitorio.

 

Otros datos del indicador muestran que el empleo sectorial –corregido por los efectos estacionales y calendario– registró un alza de 7% en doce meses, 4,5 puntos porcentuales menos que el observado en febrero. Esto se debe principalmente a dos factores: un efecto de base de comparación poco exigente y al desarrollo de proyectos inmobiliarios, lo que significó la creación de 46.000 plazas de trabajo en doce meses (versus las 82.000 observadas en febrero pasado).

 

Específicamente, el empleo dependiente aumentó 11,9% anual durante marzo, lo que significó la creación de 53.000 plazas de trabajo en un año . Según reporta el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el alza de los trabajadores asalariados del mes en estudio se debe al aumento de contratación de mano de obra por parte de empresas ligadas a la construcción de edificios y actividades inmobiliarias.

 

En cuanto a los ocupados por cuenta propia, presentaron una disminución de 0,3% anual durante marzo, es decir, salieron cerca de mil trabajadores independientes del sector.

 

En relación a la demanda de materiales para la construcción, las ventas de proveedores exhibieron un mayor crecimiento anual en marzo (9,9%) respecto al mes precedente (8,6%). Por su parte, el índice de despachos de materiales –que aproxima la demanda de materiales de obra gruesa– registró 5,1% en doce meses, versus 8,9% anual observado en el mes de febrero. Esto da cuenta de un ritmo de crecimiento moderado por segundo mes consecutivo.

 

En tanto, la actividad de contratistas generales (CCGG) –medida en trimestre móvil desestacionalizado– avanzó 15,9% en doce meses, observándose una desaceleración. En definitiva, este subcomponente exhibe una variación mensual negativa, por lo que buena parte del crecimiento del indicador general responde a la menor base de comparación respecto del año pasado.

 

En tanto, la aprobación de permisos para la edificación –medidos en m2 y expresados en promedio móvil de tres meses desestacionalizado- exhibió una fuerte contracción anual durante marzo. Según cifras preliminares, la superficie aprobada para la edificación registró una caída de 11,8% en doce meses y una contracción de 21% en el margen. Esta situación podría estar evidenciando el fin de un ciclo expansivo de la edificación.

 

 

A nivel regional

 

Desde la CChC también informaron que durante marzo, el Indicador de la Actividad de la Construcción Regional (Inacor) da cuenta que varias regiones del país moderaron su crecimiento anual de la actividad sectorial, situación que es coherente con el menor ritmo de crecimiento del empleo y la caída de la superficie autorizada para la edificación.

 

Según el Informe de Percepción de Negocios del Banco Central, durante los siguientes meses de este año el panorama para las empresas constructoras e inmobiliarias se tornará incierto, sobre todo en la zona norte, donde las expectativas se han intensificado, ya que el impulso generado por las ventas inmobiliarias, (en línea con la entrada en vigencia de la Reforma Tributaria) tendió a moderarse en los meses recientes.

 

En la zona centro, las empresas constructoras sostienen que durante el presente año las obras de edificación habitacional continuarán avanzando debido a la gran cantidad de proyectos en blanco y en verde vendidos en 2015. Sin embargo, se espera una disminución de la actividad, debido, en parte, al rol que protagonizarán las bases de comparación más exigentes.

 

Finalmente, en la zona sur, las menores iniciativas de inversión privada (aparte de la mantención y reposición habituales del capital) han sido parcialmente compensadas por el dinamismo que aún mantiene la construcción de viviendas con subsidios. En la construcción de obras públicas, las opiniones son mixtas. Algunas regiones consideran que la inversión en este rubro será el pilar de su crecimiento durante 2016, mientras que otras acusan la lentitud de las licitaciones de obras públicas como determinante de las menores perspectivas en torno a su desempeño.

 

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo