Sector gastronómico aún resiente efectos de la marea roja

Por

 

El 19 de mayo pasado se puso fin a las movilizaciones en la Región de los Lagos, luego de semanas de protestas y bloqueos. Sin embargo, los efectos aún se perciben, porque la marea roja aún continúa.

 

“La baja en las ventas ha sido como de un 18%” cuenta Gabriel Bustos, dueño del reconocido restaurante El Ancla y pese a que dice que la caída no fue tan pronunciada como esperaba, sí resiente el temor de las personas.

 

Aunque advierte que en su caso, la gente debe estar tranquila porque su abastecimiento de pescados y mariscos en bien variado, sólo ha tenido que cambiar un poco su carta. “Lo que pasa es que los mariscos que llegan a Santiago también viene del norte, por lo que no hemos sufrido problemas”, añadiendo que “la oferta de productos se ha diversificado”.

 

En cuanto a los valores, asegura que “sí ha habido un aumento en el costo de los productos, pero eso lo hemos asumido nosotros y no lo hemos traspasado al cliente”.

 

 

Achiga: “Chiloé se va a demorar más de un año en recuperarse”

 

“El sector gastronómico, específicamente del sector mismo de Chiloé, estuvo prácticamente un mes completo sin actividad turística, con escasez de combustible. Un mes de pérdidas en el sector gastronómico, es más de lo presupuestado en un año, o sea, los arriendos corren igual, etc; causó un daño súper potente en el sector”, comenta al respecto, Máximo Picallo, director de la Asociación Chilena de Gastronomía.

 

Pese a que dice no tener un dato exacto, asegura que las pérdidas son millonarias, apuntando a que en el sector de la isla grande “se van a demorar más de un año en recuperarse”.

 

Junto con subrayar el problema de desconfianza de las personas a consumir alimentos marinos, para lo cual hace un llamado a que se informe lo que sí se puede consumir, Picallo advierte que el sector turístico es el que ahora necesita de ayuda.

 

“Así como el Estado está dándole un bono a los pescadores afectados por la marea roja, yo creo que también debiera tener iniciativa tendiente a que el turismo, o sea, vienen las vacaciones de invierno en dos meses más. Chiloé no es sólo choritos, hay muchas otras cosas que la gente puede consumir. En eso es súper importante el rol que puede cumplir el Gobierno”.

 

Otro problema es lo que ocurre con el salmón, producto de enfermedades, la subida en su valor a nivel internacional y la paralización de los chilotes. “Hay un aumento importante en el precio del salmón y una falta de abastecimiento”, sostiene el director de Achiga.

 

“Un local que vende sushi por ejemplo, el salmón representa uno de los insumos más importantes y por lo tanto ahí también hay un efecto”, subraya.

 

De hecho, el dueño de El Ancla nos comenta que producto de todos estos factores, dejará de usar este producto en sus preparaciones y lo sacará de su menú. “Hemos decidido eliminarlo de carta para privilegiar pescados naturales”, indica.

 

Finalmente Picallo alerta que la industria de los restaurantes está formada principalmente por pequeños empresarios, por lo que alerta de lo grave del asunto.

 

“El grupo más importante de empresarios del área gastronómica, son los que tienen un restaurant, que normalmente lo atienden ellos mismos”. Junto con ello, advierte un daño en la oferta laboral.

 

“Esta es una industria de pyme, de microempresarios, una industria que da una cantidad de trabajo importantísimo, así que evidentemente lo que pase en la industria gastronómica afecta potentemente en el empleo”, concluye.

 

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo