Menos del 50% de las mujeres participó en la fuerza laboral durante 2015

Por

El año 2015, sólo un 48,2% de las mujeres en edad de trabajar participó en el mercado laboral, a diferencia del 71,5% que alcanzó la tasa de los hombres en la misma condición.

Así se desprende del segundo Enfoque Estadístico de Género y Empleo, que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) publicó este lunes y que busca, entre otros objetivos, mostrar una visión general del mercado laboral chileno e identificar las brechas de género existentes a nivel nacional.

Mario Valenzuela, vicedecano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián (USS) señala que la brecha laboral que sigue existiendo entre hombres y mujeres “no está dado tan sólo por discriminación, sino por el hecho de que las mujeres tienen más restricciones para buscar trabajo que los hombres, debido a su condición de madres y dueñas de casa”.

Según el estudio, el 36,5% de las mujeres que estuvo inactivas el año pasado en el país, es decir, 1.377.352 de un total de 3.775.108, tuvo razones familiares permanentes para explicar su situación; es decir, estuvieron dedicadas a actividades tales como el cuidado de hijos u otras personas dependientes. De ellas, cerca de la mitad (49,7%) contaba con educación secundaria, mientras que un 7,4% poseía educación universitaria. A su vez, 226.799 mujeres que estuvieron fuera de la fuerza laboral eran potencialmente activas, es decir, habrían buscado empleo en algún momento o estarían disponibles para entrar al mercado laboral.

Para Valenzuela, hay medidas que podrían ayudar a disminuir la postergación de la mujer en el mundo laboral por razones familiares. Un ejemplo es la flexibilidad laboral y el teletrabajo. “Una legislación que apuntase a flexibilizar e incentivar la jornada parcial de trabajo, podría tener un impacto positivo y relevante en la búsqueda de empleo por parte de la mujer. También la posibilidad de trabajar desde la casa, con el compromiso de seguir conectada y cumplir con los compromisos de reportes en base a toda la tecnología disponible hoy en día”.

Por otro lado y a diferencia de ellas, en 2015 hubo 2.011.644 hombres inactivos, de los cuales cerca de 828.000, es decir, un 41,2%, sostuvo que su alejamiento de la fuerza laboral se debió a razones de estudios, siendo este el principal motivo de la inactividad en hombres.

 

Menos horas trabajadas
Respecto a las horas habitualmente trabajadas, el estudio señala que, en 2015, los hombres trabajaron en promedio 44,4 horas semanales, mientras que las mujeres lo hicieron en promedio 38,4 horas. La diferencia estuvo explicada, principalmente, por la mayor presencia de mujeres trabajando a jornada parcial (1-30 horas): un 59,1% de las personas que se ubicaron en el tramo de 1 a 30 horas fueron mujeres.

Otro dato que revela el documento es que el año pasado, sólo un 27,4% de quienes se encontraban en puestos de alta responsabilidad y/o decisión fueron mujeres, al igual que sólo un 23,9% del total de personas empleadoras en Chile fueron mujeres.

Como una solución de este escenario, Valenzuela insiste en la flexibilidad laboral como factor clave para la completa integración de la mujer al mundo laboral “aprovechando de mejor forma sus talentos y capacidades”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo