Piqué, el salvador más odiado que desafió a los hinchas españoles

El defensor catalán, constantemente pifiado por los fanáticos, marcó el tanto que le dio la victoria a España. Su celebración fue desafiante y clara.

Piqué, el salvador más odiado que desafió a los hinchas españoles

Uno de los dichos más viejos del fútbol es que siempre te dará una oportunidad de revancha. Y uno que pudo vivir en carne propia ese dicho fue Gerard Piqué, quien ha tenido que aguantar a lo largo de su historia con la selección de España las pifias y críticas de los hinchas. Pero, pese a que le cuestionan el compromiso que tiene, siempre ha respondido con la Roja y lo demostró en el inicio de la Eurocopa de Francia. Cuando los hispanos más sufrían para sacar un buen resultado ante República Checa y parecían no tener forma de romper el muro defensivo de su rival, apareció el defensor catalán y cambió la historia. Luego de un centro perfecto de Andrés Iniesta, el zaguero se elevó más alto que todos y sacó un cabezazo para estructurar el 1 a 0 definitivo, que le permitió a su selección comenzar con el pie de derecho el camino al tricampeonato de la Eurocopa.  Las pifias y cánticos del pasado en contra de Gerard Piqué se transformaron en aplausos y la ovación de los españoles en el estadio francés. La mala relación parecía encontrar su fin, pero la celebración del defensor no lo dejó tan claro. Apenas convirtió su tanto, corrió hacia los hinchas de su selección y se plantó como una estatua para mirarlos de forma desafiante y no quitarles la vista en ningún momento. Mientras todos corrían a abrazarlo y saltaban de algarabía, el defensor no se movía de su posición.  Pero el zaguero quiso evitar la polémica y tras el encuentro publicó una foto en su Twitter donde sale celebrando con Sergio Ramos, uno con el que siempre le han creado polémica y han tenido más de un dime y direte en las redes sociales.  Supongo que no hace falta decir nada más… Somos un magnífico equipo! Un gran día para todos. pic.twitter.com/QuZGPcCwrH — Gerard Piqué (@3gerardpique) 13 de junio de 2016 Al menos, Gerard Piqué parece recomponer relaciones con sus compañeros, pero no así con los fanáticos. La celebración así lo da a entender y no es para menos. El odio de los hinchas para con el defensor comenzó hace un tiempo, debido a sus declaraciones cruzadas con los jugadores de Real Madrid y su constante apoyo a la independencia de Cataluña.  Pero la relación se quebró aún más tras una declaración dada por el zaguero en la celebración del triplete conseguido por Barcelona en la temporada 2014/2015. Tomando el micrófono, el catalán lanzó: “Gracias Kevin Roldán, contigo comenzó todo”. Las irónicas palabras hacían referencia a la participación del cantante colombiano en el cumpleaños de Cristiano Ronaldo, que coincidió con el declive en la campaña de Real Madrid.  De ahí en más, las pifias se acrecentaron y León, Oviedo o Getafe fueron sólo algunas de las ciudades que lo abuchearon y le demostraron su odio. Sin embargo, ese odio desapareció por un rato y Gerard Piqué fue el salvador de una selección española que parecía no tener forma de romper el cerco defensivo de República Checa. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo